Moyano dio marcha atrás y levantó los bloqueos a Maxiconsumo por diez días

Moyano dio marcha atrás y levantó los bloqueos a Maxiconsumo por diez días
Camioneros se comprometió así ante la Subsecretaría de Trabajo de la administración macrista, a pesar de que la empresa no reconoció la competencia de la jurisdicción porteña.

Ignacio Chausis

El sindicato de Camioneros que lidera Hugo Moyano suspendió por diez días las medidas de fuerza en los distintos centros de ventas de la cadena Maxiconsumo, luego de haber bloqueado casi la totalidad de sus sucursales en los últimos días en reclamo por el encuadramiento gremial de unos 1000 trabajadores. Camioneros sostuvo que la "tregua" unilateral fue acordada en el ámbito de la Subsecretaría de Trabajo del gobierno porteño y a pesar de que la empresa desconoció a la Ciudad de Buenos Aires como autoridad competente en el conflicto. De hecho, y tal como había sucedido durante la jornada previa, los representantes legales de Maxiconsumo volvieron a ausentarse ayer a una audiencia convocada en la dependencia porteña.

Sin embargo, el ministro de Trabajo Carlos Tomada precisó que el cambio en la actitud de Moyano responde a la intervención del fiscal de instrucción Martín Alfredo Mainardi, quien ordenó al Ministerio de Seguridad "se disponga el cese inmediato de los bloqueos". (ver aparte).

"La Subsecretaría de Trabajo porteña nos exhortó a que levantemos la medida de fuerza para garantizar la paz e intimó a la empresa para que aplique el convenio firmado en 2007 y homologado por el Ministerio de Trabajo”, explicó a Tiempo Argentino Hugo Moyano (hijo), representante legal del sindicato. Es decir, Camioneros levantó la protesta aun cuando no existe, hasta el momento, un compromiso explícito de la compañía.

El accionar de la subsecretaría porteña comenzó tras una presentación efectuada el lunes por Camioneros, tras lo cual ayer inspectores de esa dependencia se presentaron ante Maxiconsumo para fiscalizar el cumplimiento del convenio y las condiciones de higiene y seguridad. Con respecto al primer punto, el representante legal de Maxiconsumo firmó en disconformidad el acta labrada al no poder responder los requerimientos como consecuencia de los bloqueos, mientras que en materia de higiene el recorrido de los inspectores dio cuenta de irregularidades en determinados lugares del establecimiento

"No se trata de una conciliación obligatoria, en cualquier momento podemos volver a las medidas de fuerza, es una cuestión de estrategia gremial", precisó el letrado, quien negó que el cese de los bloqueos responda al accionar de la justicia penal.

Desde el oficialismo criticaron el llamativo acercamiento entre Moyano y el jefe de gobierno porteño Mauricio Macri a la hora de resolver la controversia. En este sentido, el titular del bloque del Frente para la Victoria en la Legislatura porteña, Juan Cabandié, definió como "paradójico que Moyano haya recurrido a la Subsecretaría de Trabajo porteña ya que Macri es un acérrimo enemigo de los trabajadores, del modelo productivo y de la industria nacional".

Más temprano, durante la mañana, Moyano llevó la protesta hasta las puertas del Ministerio de Trabajo, al encabezar un acto donde no ahorró críticas hacia el gobierno y a la CGT que encabeza el metalúrgico Antonio Caló. En tanto, su hijo y secretario adjunto, Pablo, advirtió que la protesta podría extenderse a otros mayoristas.

Como era de esperar, Moyano dirigió el tramo más duro de su discurso al titular de la cartera laboral Carlos Tomada, quien en la jornada previa había acusado al líder camionero de utilizar la protesta con fines políticos, con el objetivo de alterar la normal distribución de mercaderías y sabotear el reciente acuerdo de precios. Esas críticas llevaron al gremio a adelantar la movilización.

"Tomada quedará como el ministro de Trabajo que más perjudicó a las organizaciones sindicales y a los trabajadores", enfatizó Moyano, quien anticipó que denunciará al ministro por "incumplimiento" de los deberes de funcionario público y aseguró que el gobierno implementó un plan "sistemático" en su contra. "Si quieren meterme preso, que me metan preso, pero no busquen excusas que no existen", aseguró Moyano.

Por su parte, Oscar Lescano, de Luz y Fuerza, aseguró que el camionero persigue fines políticos . "Tiene una disputa con la Presidenta, está incursionando en política y no va a abandonar, va a ubicarse como adversario al gobierno”, señaló «

Pasó ayer

En el segundo día de bloqueo total, Camioneros realizó un acto frente al Ministerio de Trabajo.

Entre tanto, la Subsecretaría de Trabajo porteña intervino con inspecciones en dos Maxiconsumo de la Ciudad.

Tras ello, Camioneros levantó su medida. En el ínterin, un fiscal pidió a Seguridad el cese de los bloqueos.

Comentá la nota