CGT de Moyano marchará junto a fiscales el 18-F

CGT de Moyano marchará junto a fiscales el 18-F

A LA ADHESIÓN DEL SINDICALISMO OPOSITOR SE SUMÓ LA DE LA VERSIÓN AZUL Y BLANCA DE BARRIONUEVO. PARTICIPARÁ LA DAIA

Las versiones disidentes de la CGT formalizaron ayer su apoyo a la marcha de silencio convocada por fiscales para homenajear y reclamar el esclarecimiento de la muerte de su colega Alberto Nisman. La mayor central opositora, que lidera Hugo Moyano, y el sello Azul y Blanca, del gastronómico Luis Barrionuevo, llamaron a participar de la movilización a través de sendos comunicados. 

El apoyo de Moyano, que anticipó ayer este diario, se concretará con la participación de dirigentes y afiliados a los sindicatos de su CGT pero "sin identificaciones gremiales ni partidarias, tal como lo solicitaron los organizadores", señala un comunicado con la firma del camionero. Para este sector era casi un hecho la adhesión por contar en sus filas con uno de los organizadores de la movilización, el secretario general de la Unión de Empleados de la Justicia (UEJN), Julio Piumato. 

Pero tanto para Moyano como para Barrionuevo la marcha del 18 de febrero, que se prevé masiva, podrá ser una suerte de revancha luego de la deslucida cumbre que protagonizaron ambos en Mar del Plata durante enero, que tenía como propósito inicial acelerar la reunificación de la CGT y comenzar a planificar un año de protestas, pero que terminó signada más por las ausencias de dirigentes de gremios estratégicos del transporte. 

"Creemos que la muerte del fiscal Nisman, más allá de cualquier consideración personal, es de una alta gravedad social e institucional. Se trata de la muerte de un fiscal de la Nación en el ejercicio de sus funciones. Como trabajadores sabemos lo que significa que no haya justicia. A lo largo de la historia hemos sufrido en numerosas ocasiones las consecuencias de una Justicia que no llega, que mira para otro lado o que se comporta directamente cómplice de los poderes de turno. También conocemos lo que provoca la violencia en una sociedad como lo nuestra. Se sabe cuando comienza pero no donde termina", advierte la CGT del camionero en su comunicado.

Casi en simultáneo, Barrionuevo mandó a difundir un texto de adhesión y participación de su central obrera en la movilización que organizaron, además de Piumato, fiscales federales y de instrucción cercanos a Nisman, comoCarlos StornelliGuillermo MarijuanCarlos Rívolo y José María Campagnoli, entre otros. 

"El Consejo Directivo de la CGT Azul y Blanca avala la convocatoria lanzada por la sociedad y los fiscales colegas de Alberto Nisman en homenaje a su persona y trabajo, que no fue jamás cuidada ni honrada por el Estado nacional. Como, así también, para que en la Argentina deje de imperar la impunidad para la corrupción ejercida desde el poder, y prevalezca la verdad mediante una Justicia independiente", señala el comunicado. El documento distribuido por el gastronómico, con su firma, concluye con la consigna "Todos somos Nisman" y un llamado "para que no vuelva el miedo ni los muertos políticos a la Argentina". 

Como informó este diario, del sindicalismo disidente el único que tenía previsto no concurrir era, hasta ayer, el líder de la CTA opositora, Pablo Micheli, para quien la convocatoria había quedado impregnada en los últimos días de la campaña política, con las presencias anunciadas de varios presidenciales y dirigentes como Mauricio MacriSergio Massa,Elisa CarrióHermes BinnerJulio CobosJosé Manuel de la Sota y Ernesto Sanz, entre otros.

Al respecto, el secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, volvió a cuestionar la marcha por entender que "son enormes oportunistas" varios de los adherentes. Sin embargo, admitió que puede haber dirigentes del Frente para la Victoria en la protesta. 

"No creo que sean sólo políticos de la oposición. Gente ligada a nuestro grupo político también va a participar de lo mismo, porque los organizadores sostienen que lo que están haciendo es un homenaje al fiscal Nisman", dijo el funcionario.

En tanto que el colectivo Justicia Legítima también criticó la convocatoria y focalizó en sus organizadores. La presidenta de la agrupación, la camarista María Laura Garrigós de Rébori, dijo que fiscales como Ricardo SáenzRaúl Pleé, Marijuan, Campagnoli y Stornelli "son los más cercanos a la Secretaría de Inteligencia del Estado", y agregó: "Los fiscales que van son pocos y tienen más de 20 años en el cargo. Ninguno llegó por concurso".

En cambio, confirmaron su asistencia desde la conducción de la Delegación de Asociaciones Israelitas (DAIA), que pidió presencias "sin consignas partidarias, por la memoria, la verdad y la justicia", a la vez que señaló que "la causa AMIA no se vende, no se olvida, ni se alquila". "La muerte del fiscal Nisman y el esclarecimiento de las circunstancias que rodearon ese terrible hecho son una cuestión de Estado y de todos los argentinos, y por lo tanto adherimos a una convocatoria muy clara: en silencio, sin consignas partidarias, por la memoria, la verdad y la justicia", dijo el presidente de la entidad, Julio Schlosser.

Desde el Frente de Izquierda, el Partido de los Trabajadores Socialistas anticipó ayer su decisión de no concurrir a la marcha. Los legisladores Nicolás del Caño y Christian Castillo apuntaron contra los organizadores, al sindicarlos como "una fracción no menos reaccionaria de la casta judicial, tan cómplice de los servicios (de inteligencia), el espionaje y la impunidad como el Gobierno".

Comentá la nota