Moyano y Micheli ratificaron el paro y la Presidenta los criticó

Moyano y Micheli ratificaron el paro y la Presidenta los criticó
Cristina pidió “sensatez” en los reclamos porque, dijo, cuando hay crisis los trabajadores pierden sus empleos. El camionero no quiere acto en Plaza de Mayo

ELIZABETH PEGER Buenos Aires

Mientras Hugo Moyano y Pablo Micheli, principales referentes del sindicalismo opositor, avanzaron ayer en la definición de los detalles del paro nacional del 20 de noviembre –aunque siguen sin ponerse de acuerdo sobre la conveniencia de una movilización a Plaza de Mayo para acompañar la medida– la presidenta Cristina Fernández lanzó un duro ataque a los gremios enfrentados a su administración, al advertir que “cuando hay crisis” quienes “se quedan sin trabajo son los trabajadores, nunca los dirigentes”. “Siempre digo a esos que parecen tan combativos ahora, que cuando se va demasiado al este, como la tierra es redonda, cuando te corrés demasiado por el este, aparecés por el otro lado, por el oeste”, ironizó la mandataria en alusión directa a Moyano. Y si bien pidió a la dirigencia gremial no renunciar a los reclamos, planteó la necesidad de hacerlos “con la sensatez de que vivimos en un momento cada vez más complicado”.

La embestida de Cristina contra el sindicalismo opositor se produjo apenas unas horas antes del encuentro que ayer mantuvieron Moyano y Micheli en la sede del gremio de Camioneros para definir los detalles del paro conjunto convocado por la CGT opositora y la CTA disidente para el próximo 20 de noviembre. Durante esa reunión la discusión se concentró en la conveniencia o no de acompañar la huelga con una multitudinaria movilización y acto a Plaza de Mayo, propuesta alentada por Micheli. Al respecto, y si bien apenas culminó el encuentro el líder de la CTA opositora anunció la realización de una marcha conjunta frente a la Casa Rosada durante la jornada de paro, desde el moyanismo remarcaron sus diferencias con esa alternativa. “No se acordó una movilización con acto, solo se habló de protestas y marchas de los distintos gremios en diversos estratégicos”, apuntó un dirigente cercano al camionero, quién no ocultó las diferencias con Micheli.

Moyano reunirá hoy a su propia tropa en la sede cegetista de Azopardo para definir la posición final de su sector, aunque en su entorno ayer daban como un hecho que se impondrá la idea de no movilizar a Plaza de Mayo y apostar a garantizar una fuerte adhesión a la huelga nacional. Para ello el jefe sindical prevé paralizar en forma total el transporte de cargas, la actividad petrolera, portuaria y bancaria y afectar la producción de las fábricas con piquetes y bloqueos en puntos estratégicos.

Comentá la nota