Moyano paralizó el transporte de combustibles para presionar por aumento salarial de 42%

Moyano paralizó el transporte de combustibles para presionar por aumento salarial de 42%

La sorpresiva huelga se inició anoche, previo a la audiencia paritaria convocada para hoy. Empresas reclaman a Trabajo la conciliación. El gremio levantó otro paro en Quilmes

El sindicato de Camioneros, que lidera Hugo Moyano, inició anoche un paro sorpresivo de 48 horas que afecta el transporte de combustibles en todo el país para profundizar la presión en el marco de las negociaciones paritarias de la actividad, en las que reclama un incremento salarial de 42%.

La medida de fuerza, que comenzó a las 21 de ayer y paraliza el traslado de naftas y gasoil desde las principales refinerías, amenaza afectar el normal abastecimiento de combustibles si se extiende hasta el viernes, como resolvió inicialmente el gremio de Moyano.

La protesta se inscribe en la ofensiva que puso en marcha el sindicato en las últimas horas, lo que incluyó una huelga en las plantas y centros de distribución de la cervecería Quilmes (medida que ayer por la tarde fue levantada tras el dictado de la conciliación obligatoria) y prevé para los próximos días la paralización de las actividades en las ramas de recolección de residuos y transporte de caudales, según anticiparon fuentes cercanas al jefe de la CGT Azopardo.

Sin embargo, desde la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac) anticiparon a este diario que hoy solicitarán al Ministerio de Trabajo la intervención en el conflicto y el dictado de la conciliación obligatoria para continuar la discusión salarial sin protestas y medidas de fuerza.

Justamente para esta tarde la cartera laboral había convocado a los representantes del sindicato y la Fadeeac para avanzar en la negociación paritaria, instancia en la que se prevé la presentación de un ofrecimiento salarial del sector empresario en respuesta a la demanda de Camioneros de una recomposición de 42% por un entendimiento anual.

"Se va a elevar una propuesta y vamos a pedir la conciliación para poder seguir la negociación sin medidas de fuerza", adelantaron voceros de las firmas transportistas, que ayer mantuvieron un extenso encuentro para consensuar la posición que llevarán a la mesa de negociación con Moyano.

La protesta en la rama de transporte de combustibles de la actividad se inició anoche y fue dispuesta por el plazo de 48 horas. Al respecto, desde el sector explicaron que si hoy se declara la conciliación la medida tendrá un impacto reducido en el abastecimiento, pero advirtieron que "será un problema" si el paro se extiende hasta el viernes.

La huelga en la rama combustibles trascendió después de que Camioneros levantó el paro que mantenía desde la noche del martes en las plantas y centros de distribución de Quilmes por un reclamo vinculado a supuestas irregularidades en la contratación de choferes por parte de las empresas que prestan servicios de logística a la cervecera.

Esa medida, no vinculada directamente con la paritaria, quedó en suspenso tras una conciliación dispuesta por la cartera que conduce Jorge Triaca, que también convocó para hoy a una audiencia entre las partes para intentar superar el conflicto. Camioneros activó las protestas en Quilmes luego de denunciar supuestos casos de "trabajo no registrado" y "la contratación de transportistas tercerizados".

Comentá la nota