"Si Moyano me pide que me vaya de YPF, lo haría"

"Si Moyano me pide que me vaya de YPF, lo haría"
Sigue al lado del camionero en la CGT, pero al mismo tiempo está en la empresa estatizada
Guillermo Pereyra convive entre dos fuegos. Es el número dos de Hugo Moyano en la CGT, pero también representa a los trabajadores en el directorio de YPF por decisión de la presidenta Cristina Kirchner.

Líder desde hace 28 años del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, Pereyra amenazó el jueves con renunciar a su cargo en la petrolera estatal.

Su razón principal fue porque se congeló la negociación salarial, lo que lo empujó a convocar a un paro para esta semana.

Pero además fue la única voz oficial que se opuso a la Comisión Nacional de Hidrocarburos, que dirige Axel Kicillof, por considerar que "avanza sobre la autonomía de las provincias".

Dos cuadros con los rostros de Juan Perón y Eva Duarte presiden la sala de reuniones del despacho de Pereyra.

En uno de los costados, se distingue un póster de Moyano, rodeado de una multitud. En el otro, cuelga una fotografía con Cristina Kirchner del día de su asunción como directivo de YPF.

"Soy un equilibrista, a veces me puedo caer. Nadie me presionó para que renuncie a la CGT por algún cargo. Si Moyano me pide que me vaya de YPF, lo haría sin ningún problema", cuenta a LA NACION.

-¿Por qué cree que lo eligió Moyano como dos de la CGT?

-Por el acompañamiento y la lealtad. Moyano tiene una coherencia extraordinaria. Está en el mismo lugar desde hace 20 años. Esto es justamente lo que le trajo problemas, porque otros no fueron coherentes y optaron por estar al calor del poder. Y hoy siguen cerca del poder, incluso, sin compartir lo que dice la Presidenta. Se alejan de ella cien metros y hablan otra cosa.

-¿La Presidenta y sus funcionarios son coherentes?

-En la política, la coherencia y la lealtad no se dan. No hay códigos.

-¿Pero Viviani y otros muchachos se cruzaron de vereda?

-Hay muchos sindicalistas que saltan de un lado a otro, en la búsqueda del calor del poder. Se puede estar cerca del poder, pero con coherencia. Por eso digo que hay una sola CGT y que el resto es un agrupamiento gremial.

-Pero el Gobierno está por legitimizar a la otra CGT...

-El Gobierno recibe a ese grupo de compañeros, pero sabe que no puede participar en el diferendo gremial. El convenio 87 del artículo tercero de la OIT [Organización Internacional del Trabajo] les prohíbe a los gobiernos participar. Ya presentamos la denuncia.

-¿Qué opina de Antonio Caló?

-Es un buen muchacho, pero no es capaz de liderar la CGT. No tiene capacidad de convocar a una acción directa. Sólo Moyano puede convocar a una movilización y reunir a medio millón de personas.

-¿Por qué se peleó Moyano con Cristina?

-Los fuertes coletazos de la crisis europea nos está pegando muy fuerte. De la noche a la mañana, se toman medidas que afectan a los trabajadores.

-¿Puede haber una escalada de conflictos?

-Depende del diálogo. Si no hay diálogo, claro que habrá conflictos. Se tiene que generar una mesa nacional del diálogo con todos los sectores. Cayó la producción, hay una fuerte inflación y es un grave problema. Si hay imposiciones, hay conflicto. Y este Gobierno ahora es de imponer.

-¿Se la imagina a Cristina Kirchner en una mesa de diálogo?

-No precisamente tendría que estar la Presidenta. Podría haber otros miembros.

-¿Es peronista este Gobierno?

-Sí, porque el peronismo es un movimiento de izquierda, centro y de derecha. Pero al kirchnerismo no lo puedo entender todavía.

-¿Hay posibilidades de restablecer la relación con el Gobierno?

-Si no convocan al diálogo, los problemas se van agravando, y... vamos a chocar. El Gobierno quiere escuchar sólo a algunos sectores. No sé por qué están enojados con Moyano si en nueve años no le hizo un solo paro.

-¿Moyano tiene ambiciones políticas?

-Moyano tiene aspiraciones a que un dirigente sindical se siente en el sillón presidencial. Si se lo piden los trabajadores, sería candidato. Tiene todas las condiciones para ser presidente. En este momento, tiene un nivel de aceptación del 30%, lo mandamos a medir.

-¿Cree en el Indec?

-No.

-¿Cuánto considera que es la inflación?

-De acuerdo con las evaluaciones de la CGT, sabemos que es mayor que la del Indec. Está entre el 25 y el 26 por ciento.

-¿Cuál debería ser el tipo de cambio?

-Como el valor del dólar blue, a seis pesos. Con este tipo de cambio es imposible la rentabilidad y se hace difícil establecer los convenios colectivos de trabajo.

-¿Cuánto cobra por estar en el directorio de YPF?

-No lo sé. No percibí nada todavía. Para mí, es un cargo ad honórem.

REUNIÓN POR LAS DEUDAS CON LOS GREMIOS

La relación entre la CGT moyanista y el Gobierno se seguirá tensando en los próximos días por un tema que es central: las obras sociales. El martes, en la sede Azopardo, se reunirán los presidentes de las obras sociales sindicales. Allí evaluarán una medida que puede tener impacto, ya que prevén demandar judicialmente al Estado por la deuda que tienen con ellas el de la Administración de Programas Especiales (APE) y del Fondo Solidario de Redistribución. Por ambos conceptos, los sindicatos consideran que el Estado les adeuda aproximadamente unos 14.000 millones de pesos..

Coment� la nota