Moyano pierde poder en los gremios del transporte

Mientras sigue preocupado por asegurar la masividad de la marcha que convocó a Plaza de Mayo, Hugo Moyano ve como se diluye de a poco su capacidad de presión a través de los poderosos gremios del transporte.
Es que a la pérdida de un aliado clave, como significó el reciente recambio de autoridades en el sindicato de pilotos que desde ahora se alineará con la CTA oficialista, se sumará hoy la conformación de la nueva Unión de Gremios de Trabajadores del Transporte (UGTT), que agrupará a la mayoría de los sindicatos del sector que reportan a la CGT de Antonio Caló.

Comandada por el taxista Omar Viviani, la flamante confederación reunirá a 17 gremios del transporte (como la UTA, la Unión Ferroviaria, La Fraternidad, Peones de taxis, Aeronavegantes, capitanes y SOMU, entre otros) y en la práctica señalará el debilitamiento de la CATT, la otra entidad que nuclea a los sindicatos del sector y que, tras la ruptura de la CGT, quedó en manos de Moyano, aunque con una representación diezmada por la partida de los gremios más poderosos.

Comentá la nota