Moyano: "Quieren hacer creer que la gente no fue a trabajar por los piquetes"

El líder de la CGT opositora pidió al Gobierno que "escuche el reclamo de la gente". Aseguró que las personas no fueron a trabajar por su voluntad y no por los cortes.

El titular de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, aseguró que el paro nacional de este jueves tuvo "un acatamiento y una adhesión importantísima", que "en muchos casos superó el 90 o 95 por ciento" siendo en el conjunto del país "una jornada muy pero muy importante".

Al canto de "hay una sola CTA", en respaldo a Pablo Micheli,  Moyano abrió la conferencia asegurando que "el pueblo trabajador se expresó en esta jornada de protesta" y negó que haya tenido injerencia los bloqueos a los accesos de la Capital Federal. "Pretenden hacer creer que como consecuencia de los piquetes la gente no fue a trabajar", apuntó.

Moyano minimizó los cortes que impidieron a los trabajadores ingresar a la Ciudad durante seis horas y, en tal sentido, argumentó: "¿De qué piquetes me hablan? Acá fue la expresión de la gente, dándole un mensaje claro al Gobierno nacional: que comience a dar respuesta a sus reclamos. En Aeroparque no hubo piquetes, en el río no había piquetes, y paró todo el mundo". 

"No pudieron ni podrán ocultar esta realidad. Una inmensa mayoría del pueblo se expresó", insistió el líder de la CGT opositora. Visiblemente eufórico por la adhesión que tuvo la medida de fuerza, aclaró: "¿Ustedes creen que nos sentimos conformes con esta medida de fuerza que tenemos que hacer como última instancia? No, pero no podemos dejar de hacerla frente a un Gobierno que no nos da respuesta".

Además, felicitó a "todos los trabajadores argentinos que voluntariamente decidieron tomar esta medida" mientras que al Ejecutivo le pidió que "preste atención a este mensaje de la gente" porque, dijo, "la única revolución de este Gobierno fue la recaudadora".

Por otro lado, señaló que "el Gobierno le debe 22.000 millones de pesos a las obras sociales de los sindicatos". Y remarcó: "Si quieren intervenir la obra social, acá está la llave, pero que garanticen los mismos servicios que damos nosotros eh".

A su momento de tomar el micrófono, Pablo Micheli destacó en tono jocoso pero aclaratorio:"Quiero aclarar que estoy un poquito más a la izquierda que Luis (Barrionuevo)".

Por otro lado, destacó que, "si Agustín Tosco y Rodolfo Walsh vivieran estarían parando" y añadió, en relación a las campañas oficiales en contra de las entidades que organizaron el paro: "Si quieren confundir que confundan".

También cuestionó al Gobierno por la solicitada que firmara el Ministerio de Trabajo con el listado de sindicatos que no adherían al paro: "Pocas veces se vio una campaña en contra tan grande como esta".  Y chicaneó con que muchos "no le hicieron caso a los dirigentes porque el paro fue contundente como pocas veces se vio".

En relación a los piquetes, al igual que el líder de los Camioneros, Micheli desconfió que hayan sido el motivo del alto acatamiento del paro: "Se suponía que la Ciudad era el lugar más difícil por la cantidad de piquetes, pero si uno cruza del otro lado, al Gran Buenos Aires verá que estaban igual que en la Ciudad. Salvo que digamos que los trabajadores de Lunes viven en Capital y no pudieron cruzar".

Asimismo, remarcó el rol protagónico de los trabajadores en la jornada de huelga y descartó que los dirigentes de las centrales obreras tengan "tanta representatividad como para generar todo el paro con solo decirlo". 

Comentá la nota