Moyano ratifica su alianza con Micheli y vuelve a la calle

En medio de las paritarias, la CGT y la CTA opositoras se movilizarán juntas a Trabajo

Por Lucrecia Bullrich |

En medio de un verano agitado, la dificultosa unidad de acción que Hugo Moyano y Pablo Micheli modelaron hace cuatro meses sigue en pie.

La CGT que comanda el camionero decidió ayer de manera formal participar de la marcha al Ministerio de Trabajo que la CTA de Micheli convocó para el 14 de marzo.

Juntas, las centrales enfrentadas con el Gobierno reclamarán "paritarias sin techo" y una reforma integral del impuesto a las ganancias.

La participación en la movilización, que Moyano y Micheli habían acordado en un encuentro hace 10 días, fue aprobada por el consejo directivo de la CGT, que se reunió en la sede de Azopardo 802.

La marcha al ministerio que conduce Carlos Tomada se concretará cuando varias paritarias de peso, como las de los ferroviarios y los metalúrgicos, estén ya en marcha.

Moyano y Micheli esperan que esa coincidencia temporal refuerce la convocatoria y sume presión al Gobierno para que acepte subas salariales en torno del 25%, y no del 20%, como pretende la Casa Rosada.

Con Moyano a la cabeza, la cúpula de la CGT también analizó el acuerdo para congelar los precios de los supermercados hasta el 1° de abril.

"Es una medida espasmódica, un parche que no sirve mientras no se resuelva la inflación", advirtió el canillita Omar Plaini en la conferencia de prensa posterior a la reunión.

Al llegar a Azopardo, Moyano había hablado del "fantasma del día 61". "Teniendo en cuenta la cultura de los remarcadores, lo que pueda pasar es un peligro", alertó.

Por otra parte, la CGT acordó sumarse a la marcha a la Plaza de Mayo que las víctimas de la tragedia de Once preparan para el viernes de la semana próxima, a un año del choque en el que murieron 51 personas. Además, convocaron a un apagón entre las 20 y las 21 de ese día.

La movilización al Congreso para reclamar la universalización de las asignaciones familiares, originalmente prevista para el 8 de marzo, se postergó sin nueva fecha. A la CGT le falta reunir parte de las 500.000 firmas que necesita para exigir el tratamiento del tema con una ley.

Moyano aprovechó para acusar a Tomada por el conflicto que mantiene con el jefe del gremio de Comercio, Armando Cavalieri, esta vez por el encuadramiento de los trabajadores del supermercado mayorista Maxiconsumo. "El ministro está incumpliendo sus deberes", lanzó.

Ayer, por segundo día consecutivo, camioneros bloquearon el centro de distribución de San Justo, Laferrère y Burzaco, entre otros puntos del conurbano bonaerense.

Cavalieri repudió los bloqueos y advirtió que "ponen en grave peligro los salarios y puestos de trabajo" de los empleados en disputa..

Comentá la nota