Moyano ratificó el paro, pero mantiene duda sobre su presencia en la marcha

Moyano ratificó el paro, pero mantiene duda sobre su presencia en la marcha
Hugo Moyano confirmó que la central obrera que conduce, la CGT Azopardo, se plegará al paro nacional del 20 de noviembre en conjunto con la CTA de Pablo Micheli y otros sectores opositores, pero mantuvo el misterio sobre si participará en la marcha hacia Plaza de Mayo.
"Cada estructura toma la medida como crea conveniente", dijo Moyano al ingresar a la reunión del Consejo Directivo de su CGT. Ayer, Micheli había dicho que el camionero sería uno de los oradores del acto, pero más tarde se retractó.

Asimismo, Moyano dijo que "algunos gremios (de su CGT) van a ir" a la movilización, pero sostuvo que el de Camioneros aún no decidió asistir. Lo que sí dejó en claro es que la CGT Azopardo, de manera orgánica no asistirá. Y remató: "El 20 voy a estar trabajando".

Esta tarde, el Consejo Directivo de la CGT Azopardo se reúne para ratificar el paro, y terminará de definir que rol jugará el 20 de noviembre. El encuentro se lleva a cabo en la sede de la central obrera que encabeza el camionero, ubicada en la sede de Azopardo 802.

Esta mañana, el petrolero Guillermo Pereyra, número 2 de la CGT opositora, confirmó que la central se plegará activamente al paro nacional acordado con la CTA de Micheli, pero aseguró que no se movilizarán a Plaza de Mayo como trascendió en un principio.

En declaraciones a radio La Red explicó: "No movilizamos porque hay que poner las fichas en la organización. Movilizar significa sus riesgos, puede haber infiltrados, puede haber alguien que rompa una vidriera o rompa un coche, y vamos a tener que pagar nosotros la responsabilidad".

Ayer, el líder de la CTA disidente, Pablo Micheli, anunció que acordó con Moyano realizar un paro nacional para la semana próxima y remarcó que la central de trabajadores se movilizará a la Plaza pero que el camionero aún no había mostrado su apoyo para esa acción.

La intención de ambas centrales obreras es exigirle al gobierno de Cristina de Kirchner el aumento del mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias, la universalización de la asignación familiar y un aumento de emergencia para jubilados y pensionados.

También se incluiría el pedido de un pago adicional de unos 4.000 mil pesos, por única vez, para antes de fin de año, a fin de compensar la caída de ingresos por la inflación y la no actualización del mínimo para el pago de Ganancias.

Se plegarán también a la huelga los gremios organizados en la CGT Azul y Blanca de Luis Barrionuevo, la Federación Agraria (FAA) que conduce Eduardo Buzzi y varios movimientos sociales, como la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y Barrios de Pie.

Comentá la nota