Moyano reclama un mínimo de 32%

Dijo que ningún gremio debe cerrar por menos; ratificó el paro nacional

El secretario general de la CGT opositora, Hugo Moyano , aseguró ayer que el paro nacional que convocó su central obrera tendrá "una adhesión muy, pero muy importante" y lanzó una advertencia a los gremios oficialistas al asegurar que ningún gremio debería cerrar sus paritarias por debajo del 32% de aumento salarial.

"Es una situación muy difícil la que tiene el país, la gente va a parar para que se den cuenta de su desacuerdo con el Gobierno" , afirmó Moyano, en sintonía con las declaraciones formuladas un día antes por Luis Barrionuevo a LA NACION.

El paro del próximo 10 de abril fue convocado por las centrales obreras enfrentadas a la Casa Rosada. La CGT de Moyano; la CGT Azul y Blanca, que lidera Barrionuevo , y la CTA de Pablo Micheli .

En declaraciones radiales, Moyano calificó como "lamentable" que desde el Poder Ejecutivo se haya calificado como "paro político" la medida de fuerza, y agregó: "Ya estamos acostumbrados a que en el Gobierno son puros y castos y nosotros somos el resto".

"El Gobierno tenía intención de firmar las paritarias de un 22 por ciento como máximo. Por la presión que metimos nosotros, hoy se están firmando por el 30, 31 y 32 por ciento. La división del movimiento obrero posibilitó que no avasallen los derechos del trabajador. Si hubiéramos estado todos subordinados y arrodillados ante el Gobierno, se hubiera firmado por el 22 por ciento, como pretendía el Gobierno", continuó.

LOS JUBILADOS TAMBIÉN

Asimismo, el líder camionero dijo que "por una cuestión de humanidad, el Gobierno tiene que dar otro aumento a los jubilados".

"Anunciaron un aumento del 11 por ciento y ya ha sido superado por la inflación antes de cobrarlo: lo cobran en los primeros días de abril y ya se lo comió la inflación", se quejó el dirigente camionero.

"Los jubilados ganan un sueldo de hambre. Es una situación muy difícil la que tiene el país, y con todo ese relato quieren hacer aparecer los años de gloria que hemos tenido, la década ganada. Ya ni ellos se lo creen. Esto va a determinar que la gente va a parar para que se den cuenta de que están en desacuerdo con el Gobierno. El paro tendrá una adhesión muy pero muy importante, a pesar de todas las maniobras del Gobierno para debilitarlo", sostuvo.

Por último, Moyano se sumó a las críticas que Barrionuevo lanzó sobre Antonio Caló, jefe de la CGT alineada con la Casa Rosada (lo calificó de "sumiso"), al lanzar una advertencia para los dirigentes que integran esa central obrera.

"Espero que les den respuesta a sus trabajadores y no hagan lo que el Gobierno los obliga a hacer. Si piensan en sus trabajadores, el aumento no puede ser inferior al 32, 33 por ciento", aseguró.

En ese sentido, Moyano insistió en que "todos los gremios son conscientes de que la inflación ha superado el 30 por ciento en los últimos meses. Firmar por debajo de ese porcentaje, es quitarle poder adquisitivo al salario del trabajador", sentenció el líder de la CGT opositora..

Coment� la nota