Moyano respaldó a Caló y señaló: "Buscan la forma de provocar algo y justificar su salida"

Moyano respaldó a Caló y señaló: "Buscan la forma de provocar algo y justificar su salida"
El titular de la CGT Azopardo se solidarizó con su par de la central oficialista, confirmó que intentó comunicarse con él y anticipó que se reunirá con la CTA de Pablo Micheli para analizar los pasos a seguir. Como Barrionuevo, opinó que la presidente Cristina Kirchner podría no terminar su mandato
Las últimas críticas de Cristina Kirchner al sindicalismo dejaron más cerca que nunca una cuestión que hasta hace poco era impensada: la posibilidad de que las tres patas de la CGT vuelven a juntarse en una sola central. En sus primeras palabras tras el discurso presidencial, Hugo Moyano salió a solidarizarse con el metalúrgico Antonio Caló y lo invitó a sumarse a la central única que intenta consolidar junto a Luis Barrionuevo.

"Lo más patético es la forma en que la Presidente se dirigió a los empresarios y a los sindicalistas amigos. Justamente con la presencia del secretario de la CGT oficialista. Yo creo que esto desde el punto de vista humano es inaceptable", advirtió el titular de la central sindical opositora.

El líder camionero consideró que la cadena nacional fue "un mensaje para todos" los sectores del sindicalismo para intentar "frenar lo que ya es imposible: que los gremios reclamen de acuerdo a la inflación que ha habido". "Si no, no se justifica la forma en que lo ha tratado a Caló. Él dijo que a la gente no le alcanza para comer. Pero hay gente que hace sacrificios para poder comer. Ellos plantean un país como si estuviéramos no sé en dónde", argumentó en la entrevista que le dio al periodista Jorge Lanata en radio Mitre.

Caló: "Si quisiesen encontrar una solución, convocarían a todos"

Esta mañana, su compañero de la CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo, aseguró que Cristina Kirchner "seguramente se va a ir antes" de que finalice su mandato. Moyano no quiso quedarse atrás y vinculó esa posibilidad con la embestida presidencial contra el sindicalismo: "Si tuviese la voluntad de tratar de encontrar una solución, convocaría a todos y no se estaría peleando con todos. A lo mejor está buscando la forma de provocar algo y justificar su salida".

Cuando ni siquiera 24 horas se cumplieron desde el explosivo mensaje, el camionero confirmó que ya se comunicó con su par de la CTA opositora, Pablo Micheli, para organizar una reunión y analizar los pasos a seguir. Pero, si de llamados se trata, el que más revuelo puede llegar a causar en los próximos días es el que desembocó en el contestador: el titular de la CGT Azopardo confirmó que llamó a Caló para expresarle su solidaridad, pero todavía no consiguió comunicarse con él.

"Yo no creo que el salario no alcance para comer", le advirtió la mandataria a Caló desde el estrado. Sus críticas pusieron en ebullición al sindicalismo en general. A los dardos ya usuales del gremialismo opositor se sumaron esta vez los de las centrales kirchneristas. Mientras la CGT oficialista advirtió que el mensaje "fue una confrontación", la CTA de Hugo Yasky expresó su solidaridad con el metalúrgico ante los cuestionamientos recibidos.

Esta tarde, por lo pronto, Barrionuevo y Moyano irán hasta La Rural para firmar con el Foro de Convergencia Empresarial el documento "La hora de la convergencia". Aunque el evento había sido pactado con antelación, nadie duda que las últimas novedades serán motivo de debate. Queda por ver si empresarios y sindicalistas se unificarán en una declaración contra los dichos presidenciales.

Comentá la nota