Moyano responsabilizó al Gobierno por la tragedia de Once

Apuntó a De Vido y dijo que los subsidios fueron mal administrados. Cuestionó con dureza a Randazzo: “No sabe nada de transporte”.
El jefe de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, apuntó hoy al ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, al sostener que "el Gobierno es el máximo responsable" de la tragedia de Once, que causó 51 muertos y más de 700 heridos. Además, criticó con dureza al ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, y al secretario de Transporte, Alejandro Ramos, al considerar que "no saben nada" del funcionamiento de los trenes.

Ubicado ya como un referente sin matices de la oposición, Moyano sugirió que debe profundizarse la investigación judicial que derivó en procesamientos de ex funcionarios kirchneristas y empresarios de Trenes de Buenos Aires (TBA), la ex concesionaria de la línea Sarmiento.

El dirigente sindical admitió que conocía el deterioro del ferrocarril Sarmiento antes de que el 22 de febrero se produjera la tragedia con 51 muertos, pero reconoció que no le alertó de eso a De Vido, que en ese momento tenía bajo su órbita la Secretaría de Transporte. "Qué sentido tenía que yo le dijera o no; si ellos son los responsables", se justificó en diálogo con radio Mitre.

"El Gobierno es el responsable de haber administrado los subsidios que daba a las empresas (del sector) y que no fueron utilizados para mejorar los ferrocarriles. Eso produjo esta tragedia que nos causó tanto dolor a los argentinos", acusó.

Luego, al fustigar a Randazzo y a Ramos, sostuvo que "no saben nada de transporte".Sobre el ministro del Interior dijo: “es un hombre que se dedicó políticamente a otra cosa y no al transporte exclusivamente. Es lo mismo que me pongan a mí a resolver un conflicto bélico. ‘¿Qué sé de guerra yo?’ Hay que llamar a la gente que sabe", consideró. Ramos no se salvó: “No tiene noción de lo que es el transporte. Creo que hay una línea de colectivo que entra en la ciudad en la que vivía", dijo en referencia a la santafesina Granadero Baigorria.

En otro orden de cosas, Moyano volvió a castigar a su ex mano derecha e histórico asesor legal de la CGT, Héctor Recalde, por su rol en la discusión del proyecto para modificar la Ley de Accidentes de Riesgos de Trabajo. "Estoy defraudado por su propia persona. El no puede tirar por la borda tantos años de lucha por las asociaciones gremiales. En algún momento me dio pena también, porque tomó una decisión que lo pone en evidencia de que eligió estar al lado del poder y no de la lucha de los trabajadores", dijo. Y graficó: “En el congreso se vota con la mano o con el traste, Recalde votó con el traste”.

Mañana, el jefe de los Camioneros compartirá un encuentro organizado por la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre) con el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri. El sindicalista adelantó que no se rehusará a sacarse la foto, imposible hasta hace unos meses. "No tengo por qué esquivar una foto con Macri, que ha sido electo por los ciudadanos de Buenos Aires. Sería un absurdo que no quisiera sacarme una foto. Esto le hace bien al país, y es una actitud que reclama la ciudadanía", concluyó.

Comentá la nota