Moyano se reúne esta semana con Macri y Binner

El jefe de camioneros confirmó encuentros con el jefe de Gobierno y el santafesino. También quieren ir a la UIA.
El jefe de la CGT opositora, Hugo Moyano, confirmó que esta semana se reunirá con el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, y que su central avanza en la organización de otros encuentros con la Unión Industrial Argentina (UIA) y el dirigente socialista Hermes Binner.

Moyano señaló que esos mitines se enmarcan en un espacio de "convivencia política que debería hacer el Gobierno y no la hace".

El líder del Sindicato de Camioneros explicó que, con estas reuniones, a las que comenzó a convocar en Mar del Plata junto al dirigente gastronómico Luis Barrionuevo, no están destinadas "ni adherirnos al espacio político de ellos ni para criticarlos".

En tal sentido, el jefe sindical dijo que el sindicalismo disidente busca escuchar, entre otros referentes, a quienes "tienen la aspiración política de dirigir al país".

Al respecto, Moyano adelantó que "con Macri nos reuniremos la semana que viene, con la UIA también nos reuniremos".

"Barrionuevo y yo hemos hablado con el presidente de la UIA, (Héctor Méndez) y se está haciendo una gestión con el espacio político de Binner", ratificó.

Entusiasmado, el camiono aseguró que a esas reuniones "van a sumarse otros más".

Sin embargo, el jefe gremial insistió en aclarar que sus convites "no tienen connotación política".

"En el movimiento obrero, los trabajadores queremos saber, ante esta situación que vive el país, qué piensa el sector político", explicó.

El lunes 20, Moyano y Barrionuevo encabezaron una reunión en suelo marplatense desde donde reclamaron la unidad gremial y paritarias libres y renovaron sus durísimas críticas contra el gobierno de Cristina Fernández. Ambos dirigentes aprovecharon para cuestionar la ausencia de los gobernadores Daniel Scioli (Buenos Aires) y José de la Sota (Córdoba), y del diputado Sergio Massa, quienes prefirieron evitar la foto con los sindicalistas pese a haber sido invitados.

En la convocatoria, celebrada el hotel Juan Domingo Perón del Sindicato de Gastronómicos, Moyano y Barrionuevo no lograron satisfacer sus expectativas de contar con la presencia de tres candidatos a presidente del PJ o algún que otro representante de gremios afines al Gobierno.

En el documento final, los sindicalistas acusaron al Gobierno de "incapacidad en la gestión para la solución de los problemas" y exigieron "paritarias gremiales libres, sin techos y anticipadas" y la eliminación del Impuesto a las Ganancias que afecta a los salarios. La Casa Rosada no tardó en salir a descalificar esa reunión, tildada, con ironía, de "cumbre, minicumbre o cumbrecita" por el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich.

"No trato de adjetivar, espero que hayan disfrutado el almuerzo porque es muy bueno. Hay críticas que nos honran", bromeó el ministro coordinador en una conferencia de prensa.

Comentá la nota