La CGT de Moyano se reúne para evaluar medidas de protesta

Los gremios alejados de la Casa Rosada analizarán la postura que llevarán al plenario de Mar del Plata el lunes próximo
Dias después de su foto en Mar del Plata con Luis Barrionuevo y gremialistas cercanos a la Casa Rosada, Hugo Moyano volverá a reunir mañana al consejo directivo de la CGT opositora. Allí analizarán la postura que llevará esa central al plenario del próximo lunes, un cónclave que se reunirá en Mar del Plata y al que fueron invitados los presidenciables peronistas Sergio Massa, Daniel Scioli y José Manuel de la Sota.

El encuentro, convocado por Moyano, se realizará hoy en la sede porteña de la Federación de Camioneros, y servirá para que el moyanismo elabore una agenda con sus reclamos para ser tratados en Mar del Plata. Inflación, paritarias, desempleo, reparto de fondos de obras sociales y aumento a jubilados y pensionados estarán entre los temas por tratar, según confiaron fuentes cercanas al líder camionero.

El viernes último, Moyano se reunió en el hotel Sasso de Mar del Plata con Barrionuevo, titular de la CGT Azul y Blanca, y dirigentes como Roberto Fernández (UTA) y Omar Maturano (Ferroviarios), que pertenecen a la CGT oficialista que encabeza Antonio Caló.

Allí se decidió convocar para el próximo 20 a dirigentes de las tres centrales obreras y discutir la posibilidad de instrumentar medidas de fuerza contra el gobierno de la presidenta Cristina Kirchner.

Unidad sindical

"La próxima reunión será con todo el sindicalismo. No descartamos acciones en conjunto, pero esperamos antes que el Gobierno nos convoque a una mesa de diálogo", dijo ese día el moyanista Abel Frutos. Integró, además, la tropa del camionero el petrolero Guillermo Pereyra, de buen diálogo con la Casa Rosada.

Por el lado de Barrionuevo, asistieron Acuña y Oscar Rojas (maestranza). Y por la CGT oficialista participaron Fernández y Maturano, que tomaron distancia del liderazgo de Caló, y consideraron "excesivo y sin resultados concretos" el alineamiento que esa central mantiene con el Gobierno.

La falta de respuesta por parte del Gobierno a las demandas de las centrales obreras motivó que el sindicalismo opositor se uniera para hacer un llamado "sin exclusiones", frente a la proximidad de las paritarias, que el gobernador Daniel Scioli decidió adelantar para fines de este mes en el caso de los docentes bonaerenses.

De prosperar la convocatoria lanzada por moyanistas y barrionuevistas, el plenario del lunes se podría constituir en el primer paso hacia la unidad del sindicalismo, que buscan algunos dirigentes gremiales.

"Era hora, por fin, de que los sindicalistas nos diéramos cuenta de que lo único que podemos hacer es unirnos de una vez por todas para seguir peleando por los derechos de nuestros representados", aseguró Fernández, luego de la convocatoria al plenario.

La inquietud de los dirigentes sindicales se extiende a los que se mantienen aliados a Caló.

El líder de la CGT oficialista evalúa reclamar una reunión a la presidenta Cristina Kirchner como modo de descomprimir el malestar que también sienten los gremialistas cercanos al kirchnerismo, luego de los encuentros mantenidos con el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, que no dieron los resultados que el sindicalismo esperaba..

Comentá la nota