Moyano salió a bajar la presión y destacó los “logros” del Gobierno

En un documento firmado con la CTA oficialista, elogió medidas del kirchnerismo. Horas antes, había vuelto a criticar a un sector del Gobierno por los ferroviarios detenidos. También le preocupa el avance de causas judiciales contra él.
La CGT, de Hugo Moyano, y la CTA oficialista, de Hugo Yasky, emitieron ayer un comunicado conjunto en el respaldan y elogian las políticas económicas del Gobierno . El apoyo de las dos centrales obreras al Poder Ejecutivo se da a dos semanas de las elecciones, y en el contexto de la crisis financiera internacional.

Después de remarcar en su texto que se vive “una profunda crisis global”, la CGT y la CTA celebran que “en el plano local” haya “logros importantes”.

Los enumeran así: “El acceso masivo a la jubilación de millones de excluidos de la década anterior, la estatización de los fondos de pensión, la asignación universal por hijo, la plena vigencia de las paritarias libres”. En el mismo párrafo, el más elogioso para el Gobierno, agregan que “el crecimiento económico sostenido, producto de romper la dependencia de las recetas recesivas de la ortodoxia económica neoliberal, ha permitido la generación de millones de puestos de trabajo, aunque aun falte la regularización de un alto porcentaje de ellos”. Antes de esas líneas, y a modo de introducción a esos conceptos, la CGT y la CTA recuerdan el rechazo regional al ALCA, una acción promovida en la gestión presidencial de Néstor Kirchner: “Debemos reconocer que ese acto posibilitó generar condiciones propicias para avanzar con políticas públicas que apuntalaron la creación de empleo y el sostenimiento de la demanda popular como motor de la economía”.

El comunicado de Moyano-Yasky se hizo público después de varias días de una confrontación entre esos dirigentes y la Casa Rosada generada por la detención del delegado ferroviario Rubén Sobrero, una acción que el Gobierno primero apoyó discursivamente, en contrario a la opinión crítica de ese hecho que expresaron tanto la CGT como la CTA oficialista. Moyano fue incluso más allá que Yasky: el jueves dijo que le pareció “lamentable” que un “sector del Gobierno” haya condenado públicamente a Sobrero, y agregó que el Poder Ejecutivo “incurre” en el Poder Judicial: “Así parece que no existe la división de poderes”. El camionero había apoyado a Sobrero con un comunicado que llevó el título “ Los únicos que van presos son los sindicalitas ”. Hace varios meses que Moyano deja trascender en diferentes ámbitos que está preocupado por el avance de causas judiciales que podrían complicarlo, sobre todo las relativas a la llamada “mafia de los medicamentos”. El funcionario que había hecho de vocero gubernamental del caso Sobrero fue el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández.

Yasky y Moyano son los únicos firmantes del comunicado de la CGT-CTA en el que se defiende las políticas económicas de los gobiernos kirchneristas. Ese escrito se difundió en conmemoración de la IV Jornada Mundial por el Trabajo Decente convocada por la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

La pluma sindical terminó el escrito emitido ayer con cuatro pedidos a autoridades que no se identifican. Antes de enumerarlos se aclara que el “compromiso” y la lucha de la CGT-CTA “apunta” a “garantizar” que se cumpla lo siguiente: “Más trabajo decente como inclusión social y de bienestar de los pueblos”; “La profundización de políticas públicas destinadas a un desarrollo sustentable que tenga como objetivo la justicia social, la justa distribución de la riqueza y el derecho efectivo a un medio ambiente sano”; y “la inclusión social de niños, niñas y jóvenes” mediante “protección basada en asignaciones universales para todos nuestros niños”.

El comunicado CGT-CTA en el que se defiende y celebra el accionar económico del Gobierno, coincidió con declaraciones a la prensa de los principales colaboradores de Moyano: después de días de silencio, salieron ayer a elogiar la gestión K.

Comentá la nota