Moyano en el ojo de la tormenta

Moyano en el ojo de la tormenta
Distintas organizaciones sociales lo criticaron por haber elegido la fecha del 19 de diciembre, día en el que se conmemora un nuevo aniversario de la represión que causó 36 muertos en 2001.

La convocatoria del líder de los camioneros Hugo Moyano a una movilización a Plaza de Mayo despertó críticas entre políticos y líderes de movimientos sociales ligados al oficialismo. En algunos casos, los cuestionamientos tienen que ver con la fecha elegida –el 19 de diciembre– día que se conmemora un nuevo aniversario de la represión que causó 36 muertes, en medio de la peor crisis económica y social de la historia argentina.

"Micheli, Moyano y De Genaro no participaron del 19 y 20 de diciembre de 2001 y por eso me sorprende que ahora usen de excusa esa fecha para marchar", afirmó el titular de Miles Luis D'Elía. El dirigente recordó que "la noche del 19 de 2001 De Genaro sostenía que no había que movilizar a la Plaza y la mitad de la Mesa de la CTA nos fuimos de la reunión y participamos igual". Al referirse a los fundamentos de la protesta, D'Elía sostuvo que "estamos muy lejos de esa Argentina que explotó porque teníamos 185 mil fábricas cerradas y 8 millones de desocupados".

Por su parte, el dirigente del Movimiento Aníbal Verón, Juan Cruz Daffunchio indicó que Hugo Moyano y Pablo Micheli "quieren establecer un paralelismo con el 19 de diciembre de 2001 cuando empezó la represión, con la época actual, que nada tiene que ver con aquel momento". Y agregó: "Moyano y Micheli no fueron protagonistas de aquel 19 de diciembre, fecha de la gran revuelta popular que salió de las barriadas y de las organizaciones sociales." En tanto, el diputado nacional de Nuevo Encuentro Gastón Harispe, aseguró en declaraciones a Télam que Moyano y Micheli protagonizan "una nueva defraudación de la voluntad popular y de los intereses de los trabajadores", al convocar una nueva protesta para el 19 de diciembre.

El sector de la CGT alineado con Moyano celebrará hoy su Comité Central Confederal, en el que podrían tomar parte sindicatos enrolados en la CGT Azul y Blanca del gastronómico Luis Barrionuevo.

De este modo, ambos dirigentes sellarían una alianza, luego del acercamiento de los últimos meses, tras años de permanecer distanciados. «

Comentá la nota