“Mueve $15 millones el plus médico por mes”

“Mueve $15 millones el plus médico por mes”

Jaime, titular de Atepyss, exige firmeza al interventor de la obra social.

Con una sonrisa de compromiso y rostro adusto, la secretaria del consultorio deja un mensaje firme: hora de pagar el plus médico. ¿A cuánto equivale esta operación? Cada mes los médicos facturan unos $ 15 millones en negro, sólo por las consultas con órdenes del Subsidio de Salud, de acuerdo a datos de la Asociación Tucumana de Empleados Previsionales y de la Seguridad Social (Atepyss). El mismo cálculo, realizado sobre todas las prestaciones registradas por profesionales de la salud para el Instituto de Previsión y Seguridad Social de Tucumán (Ippst), según el gremio, alcanza los $ 60 millones mensuales de honorarios en negro para los profesionales.

El cobro de plus, un extra que comenzaron a percibir muchos profesionales de la salud a raíz de la crisis económica en la década del ‘80, se mantiene hasta nuestros días, pese a ser una medida ilegal penada por la llamada “Ley Fierro” (Ley 6.061, sancionada en 1990).

La defensa de los derechos de los pacientes se encuentra directamente relacionada al Subsidio de Salud, por tratarse de la obra social más grande de la provincia: cuenta con 454.767 afiliados, atendidos por 6.232 profesionales.

“El plus es un gran negocio y tiene sus cómplices. Falta una fuerte decisión política para combatirlo, esperamos que la nueva conducción lo haga”, auguró el secretario general de Atepyss, Andrés Jaime.

Según el gremialista, el cobro de plus no tiene justificación en la actualidad, debido a que las prestaciones actualizaron su importe y el Subsidio de Salud está al día con los pagos, a diferencia de décadas atrás.

Los prestadores facturan a la obra social de la provincia, según el sindicato, alrededor de $ 25 millones por mes. Siguiendo con ese cálculo, solamente para el Colegio Médico se expiden 150.000 órdenes de consulta. “Si consideramos como promedio un plus de $ 100, ningún médico cobra menos de esto, los profesionales facturan $ 15 millones de plus al mes, únicamente para que el afiliado consulte si está enfermo o no. Ahora, si extendemos esto a todos los profesionales de la salud, el cálculo alcanza los $ 60 millones de plus al mes. Estamos hablando de una evasión fiscal gigante, porque se trata de dinero no declarado”, advirtió el secretario general de Atepyss.

Para acabar con el cobro del extra, desde el gremio proponen como medidas una auditoría de terreno técnica y administrativa que controle los consultorios, una mejora en el sistema informático, una fuerte campaña de concientización y una reforma a la ley “antiplus”, que imponga penas más duras y que se crucen los datos junto a la AFIP, para detectar evasores. “Lo fundamental es la decisión política, si no es imposible erradicar esto, que es una estafa a la obra social y al afiliado”, finalizó Jaime.

Haciendo cuentas

El flamante interventor del Subsidio de Salud, Fernando Avellaneda, indicó que no puede realizar una estimación del valor que alcanza el cobro de plus, debido a que asumió hace una semana. No obstante, el ex secretario ejecutivo médico del Siprosa aclaró que la estimación del gremio parte de la supuesta premisa de que todos los médicos que efectúan las 150.000 consultas mensuales efectivamente cobran plus.

“Este tema es una de las principales preocupaciones que tiene la obra social. En la página del instituto existe una modalidad para denuncias del plus médico, que queremos reactivar. Buscamos un flujo distinto al de hoy. Lo que sucede es que la mayoría de los pacientes, por la relación personal con su médico, no hacen la denuncia correspondiente, cuando ese planteo nos permitiría trabajar con el colegio profesional para poder inhabilitar a ese o a esos profesionales”, indicó.

Avellaneda sostuvo que el plus implica un doble incumplimiento, debido a que trae aparejada la evasión fiscal. Coincidió con Jaime en que no hay un atraso que justifique el cobro del canon. “Debe haber un cambio de actitud, que implica todo un cambio en la cultura asistencial. Queremos que el beneficiario sienta que en la denuncia defiende sus derechos y que se nos permita actuar”, añadió.

El nuevo interventor indicó que uno de los objetivos planteados es lograr que el plus médico “desaparezca”, y alegó nuevamente que el valor de las prestaciones que paga el Ipsst es razonable.

Comentá la nota