"MUJICA TIENE QUE ENTENDER QUE LA MUNICIPALIDAD NO ES UNA OBRA DE TEATRO COMO LAS QUE ESTÁ ACOSTUMBRADO A HACER"

"MUJICA TIENE QUE ENTENDER QUE LA MUNICIPALIDAD NO ES UNA OBRA DE TEATRO COMO LAS QUE ESTÁ ACOSTUMBRADO A HACER"
En esos términos planteó Miguel Ángel Burgos, secretario Adjunto del SOEMPA, el fin de las negociaciones por los salarios entre el Ejecutivo y los tres gremios municipales. Ayer esperaban una llamada del secretario de Economía, Daniel Mujica, pero no la recibieron. De esa manera, el dirigente apuntó que ahora las partes están liberadas para seguir los pasos que crean corresponder.
Un nuevo conflicto municipal se avecina. Luego de que el viernes en el marco del Consejo del Salario no llegaran a un acuerdo los gremios que representan a los trabajadores y los funcionarios del Ejecutivo, el panorama es más bien sombrío.

En este contexto, ayer era un día clave. El secretario de Economía y Finanzas, Daniel Mujica, había quedado en comunicarse con los gremios para dar una respuesta e intentar acercar posiciones. Sin embargo, el llamado no llegó.

Esto hizo que ayer Miguel Ángel Burgos, secretario Adjunto del SOEMPA, apuntara directamente hacia Mujica y al intendente José Inza. "Estamos grandes para que nos manoseen y ninguneen", señaló y dijo que el jefe comunal "está jugado, porque no hay que olvidarse que lo único que lo mantiene en el cargo es una medida cautelar".

Remarcó lo importante que hubiese sido que el Presupuesto 2014 se eleve con un incremento salarial consensuado con los tres gremios y, en ese sentido, subrayó que "no les importa nada".

Hoy, Burgos se reunirá con el Consejo Directivo de la Federación de Sindicatos Municipales de la Provincia de Buenos Aires donde planteará la problemática de Azul.

Reuniones, ofertas y contraofertas

Cabe recordar que los días martes, jueves y viernes de la semana pasada se realizaron las reuniones del Consejo del Salario. Por parte de los gremios, fueron representantes de las tres entidades con representación en el municipio: SOEMPA, STMA y ATE. El Ejecutivo envió a los secretarios de Economía, Daniel Mujica, y de Infraestructura, Obras y Servicios Públicos, Héctor Bolpe. El otro enviado por la comuna fue el subsecretario de Vialidad Rural, Urbana y Talleres, Sergio Spitale.

Las dos primeras reuniones fueron, sobre todo, para comenzar a acercar posiciones entre las partes y ver dónde estaba parada cada una.

La primera propuesta del Ejecutivo fue pasar al básico de algunos trabajadores la garantía salarial, 145 módulos para todos, el 13 por ciento en enero y el 7 en julio.

Pasaron a un cuarto intermedio para analizar la propuesta y luego de una reunión entre los secretarios Generales de los sindicatos, acordaron ir el viernes con una contraoferta consensuada por los tres: además de 160 módulos para todos, solicitaban 15 por ciento de aumento en enero y 10 en julio.

Pero al llegar al encuentro en la delegación local del Ministerio de Trabajo, la cosa había cambiado. El municipio ofreció un 14 por ciento para enero y un 11 para julio, pero cambiaban el sistema de módulos a todos los agentes comunales, lo que de por sí no había estado en las discusiones anteriores.

Luego de esperar dos horas y media a que los funcionarios encargados de la negociación evaluaran el pedido de los tres gremios, los representantes sindicales decidieron dar por concluida la reunión y retirarse considerando una falta de respeto el accionar del Ejecutivo.

Ayer, era el día en que SOEMPA, STMA y ATE esperaban que el Ejecutivo finalmente diese una respuesta, lo que no sucedió. Por esto, Burgos remarcó que a partir de ayer las partes están liberadas para seguir el camino que crean corresponde tomar.

"Todo tiene un límite"

"Lo que hace el Ejecutivo es una tomada de pelo a las tres instituciones sindicales y a los trabajadores, cosa que no lo vamos a permitir", dijo Burgos al inicio de la charla con este diario a propósito de cómo se desarrollaron las negociaciones y la falta de respuesta del Ejecutivo.

Recordó que el viernes, antes de la última reunión, "pidieron que hagamos una asamblea relámpago para que los trabajadores dieran su opinión. Los tres gremios la hicimos y todos rechazamos la oferta que había llevado el Ejecutivo".

Pero la cuestión que más molestó a Burgos y los demás sindicalistas fue que durante la última audiencia entre las partes, luego de que los gremios dieran a conocer la contraoferta, "tuvieron a los dirigentes dos horas y media sentados en el Ministerio mientras ellos (por Mujica, Bolpe y Spitale) charlaban, entraban y salían, buscando que los dirigentes se enojaran. A las 18,30 los tres gremios decidieron levantarse e irse porque era una tomada de pelo. El Ejecutivo quedó en que iba a llamarnos el sábado o el lunes pero no lo hicieron".

Añadió que "esta gestión está acostumbrada a eso, a ningunear a la gente, tomar el pelo y no dar respuestas a nada. Todo tiene un límite pero esta gestión parece no entenderlo".

Resaltó que desde su gremio "no estamos dispuestos a soportar ningún desplante más de esta administración, así que vamos a agotar todas las instancias administrativas como corresponde y después veremos cómo seguimos".

A esto se suma que a los trabajadores del relleno sanitario no les pagaron las horas extras que efectivamente cumplen, que siguen reclamando la ropa de trabajo para distintos sectores, que continúan los malos tratos y "aprietes" para con los empleados, "entre otras tantas cosas que nos pasan a los municipales", advirtió Burgos y aclaró que "ya estamos grandes para que nos manoseen y ninguneen".

"No es un actor sino un funcionario"

El gremialista consignó que "tuvimos toda la voluntad para llegar a un acuerdo y que el presupuesto salga con el consenso de los salarios. Los tres gremios que por primera vez están unidos tratando de buscar una solución a los trabajadores, nos sentamos a dialogar, aceptamos el pago desdoblado, hicimos asambleas relámpago, pero vemos que el Ejecutivo no entiende nada".

En este contexto, habló directamente del secretario de Economía. "Mujica se cree que tiene mucha tabla, pero le puedo asegurar que yo tengo más escenario y tablas que él. Tiene que entender que la Municipalidad no es una obra de teatro como las que él está acostumbrado a hacer en Cacharí y que acá no es un actor, sino un funcionario que tiene que dar respuestas. Además, se cree que es el actor principal, y acá los únicos actores principales son los trabajadores", disparó, para inmediatamente apuntar que "la verdad que no lo entiendo, se ríe de todo y no se da cuenta que estamos hablando del pan de los trabajadores".

Comentó que durante toda la mañana del lunes recibió numerosos llamados de los trabajadores que querían saber si se había llegado a un acuerdo, "y no les pudimos responder porque esperábamos el llamado de Mujica que nunca llegó"

También tuvo palabras para el Intendente. "Inza es una caricatura, sigue como si no pasara nada. Lo que sucede es que está jugado, porque no hay que olvidarse que lo único que lo mantiene en el cargo es una medida cautelar", indicó Burgos.

Asimismo, remarcó que "evidentemente no le interesan los trabajadores ni nada, porque estando en la situación en la que está tendría que, al menos, intentar un acuerdo. Pero jugado por jugado como está, le da todo lo mismo".

Para finalizar, apuntó "que no le quepa la menor duda a nadie que vamos a seguir peleando por los salarios, la paz social, el congelamiento de ingresos y la estabilidad laboral. Vamos a hacer lo que corresponde, y si tenemos que ir a vivir al centro, lo haremos".

Comentá la nota