Multitudinario reclamo de trabajadores

Multitudinario reclamo de trabajadores

Durante la jornada de ayer más de mil trabajadores afiliados al gremio de los trabajadores lecheros llegaron desde distintos puntos del país para acompañar los reclamos de un grupo de empleados de la empresa local.

Desde la madrugada de ayer una multitud de trabajadores afiliados al gremio Atilra pertenecientes a distintas localidades del país se dio cita frente a la planta de la firma Trelau-Ardesia, ubicada en el acceso Rodríguez Mera de Trenque Lauquen, para acompañar a los empleados de la empresa local que denunciaron entre otras cuestiones incumplimientos en los pagos, trabajo en negro, abuso de autoridad y maltrato psicológico por parte de la firma.

Por su parte, otro grupo de trabajadores de la empresa se dirigió a Fiscalía, donde se denunció que no se les permitió ingresar a la planta para realizar su trabajo habitual, definiéndose claramente dos sectores de trabajadores, unos a favor y otros en contra de los mencionados reclamos gremiales.

Paro

El abogado del consejo directivo de Atilra, Héctor Coronel, explico cuales son los motivos de la medida de fuerza. “Fuimos convocados por la seccional local del gremio y los trabajadores de Ardesia que han decidido hacer un paro. Es un proceso que ya viene desde hace mucho tiempo y que empieza a desatarse en el mes de marzo”, informó.

En tanto, entre los reclamos principales Coronel incluyó “el pago tardío de salarios”, y sostuvo que “los trabajadores no cobran los salarios en tiempo”, agregando que “aún no han cobrado el mes de mayo” y haciendo referencia a que hoy vence el plazo para el aguinaldo y “no hay perspectiva de que se vaya a abonar”. Además aseguró que “tampoco se pagan cuestiones convenidas con los trabajadores como el aporte de un adicional en diciembre, mientras que las horas extra y los feriados se pagan en negro”.

También el abogado sostuvo que “la empresa tiene una división estructural”. “La planta es de Ardesia, esta concursada, no tiene recursos y los dineros que le ingresan son por medio de otra empresa, Trelau, que es de los mismos dueños. Esa división la han hecho para burlar los derechos de los trabajadores”, dijo, y remarcó que “tampoco pagan retenciones de obra social ni aportes, y son el gremio y la obra social quienes sustentan desde hace muchos años el servicio de salud de los trabajadores”.

Sobre la continuidad de la medida de fuerza, Coronel aseguró que “de los conflictos se sabe cuando empiezan pero no cuando terminan”. “La empresa debe cumplir con los reclamos”, enfatizó.

Comentá la nota