Municipales acuerdan pauta salarial

Municipales acuerdan pauta salarial
Desde Soyem, el gremio mayoritario en la comuna, aceptaron la nueva oferta. El aumento será del 30% pero se adelantó la segunda cuota.

Desde el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales -Soyem- confirmaron ayer que lograron llegar a un acuerdo con el Ejecutivo.

Se trata del gremio con mayor cantidad de afiliados dentro de la comuna, por lo que el avance en ese sentido es muy satisfactorio y así lo manifestaron tanto desde el sector laboral como desde el Estado.

Según explicaron, la propuesta del 30 por ciento de aumento salarial no fue modificada, y será eso lo que percibirán los empleados de la Municipalidad.

Sin embargo, hubo algunos cambios con respecto al ofrecimiento inicial, que fueron bien vistos por los representantes gremiales. En ese sentido, Marcelino Jara, titular de Soyem, explicó: “Uno de los temas en los que el Municipio cedió fue en el de adelantar la segunda cuota del incremento para octubre, cuando originalmente estaba prevista para noviembre”.

El sindicalista también destacó: “Se asumió el compromiso de analizar el pase a planta de la gente contratada, que son entre 50 y 60. En ese punto, se puso como fecha tope el 31 de julio”.

También se acordó un aumento del 50 por ciento al ítem percibido por algunos trabajadores en concepto de refrigerio.

“Además, desde la Municipalidad se comprometieron a sentarse con nosotros el 4 de noviembre, para discutir la recategorización de todo el personal”, sostuvo Jara.

Por último, desde el gremio destacaron que se convino que en 15 días se conformará la Junta de Calificación y Concursos. En ese sentido, explicaron que “se concursarán todos los cargos municipales que no lo hayan sido hasta el momento. Esto abarca a casi el 90 por ciento de los puestos de trabajo”.

“No es lo que pedimos”

A pesar de haber notado avances en las negociaciones, Jara recordó que “de igual manera, esto no es lo que pedimos, no es lo que nosotros queríamos ni lo que los compañeros se merecen”.

El titular de Soyem señaló que el principal reclamo, que no fue satisfecho, era el de que “todos aquellos trabajadores que pertenezcan a las categorías más bajas, es decir, los que menos ganan, cobren un salario mínimo, vital y móvil”.

Desde ATE, por su parte, no habían recibido la notificación pero esperaban que les llegase en cuestión de horas. Se espera que este nucleamiento también acepte las nuevas condiciones laborales para el sector que representan.

Comentá la nota