Municipales de Andalgalá se manifiestan por una recomposición salarial de $ 2.500

Municipales de Andalgalá se manifiestan por una recomposición salarial de $ 2.500

La seccional Andalgalá de ATE volverá a las medidas de fuerza por 24 horas. El reclamo previsto de comenzar en el primer minuto de hoy y  prolongarse durante toda la jornada con un corte de ruta,  tiene como fin una recomposición salarial de $ 2.500 desde la categoría 10 a la 23. 

Por su parte, el intendente Alejandro Páez aún cuando declaró que no procederá con retenciones ni descuentos, dejó entrever un paro “inducido”.

En este marco, Saturnino Gómez, secretario andalgalense, justificó la medida al sostener que “estamos cansados de buscar propuestas, repuestas que no la conseguimos y mucho menos conseguimos una audiencia para sentarnos en la mesa grande para dialogar, charlar sobre un aumento salarial para la clase trabajadora de los empleados municipales de Andalgalá”, indicando que la medida de fuerza consiste en asistir a los lugares de trabajo con media jornada y a la vez llevar un corte sobre ruta provincial N° 46 a la altura del río de La Cañada.

De esta manera, Gómez afirmó que el Ejecutivo cerró el diálogo sin conocer el motivo fehaciente, y pidió disculpas a la comunidad por los inconvenientes que pueda generar la medida de fuerza. “No queremos en ningún momento molestar a nadie, pero no somos escuchados y pido que nos sepan comprender”, dijo el gremialista, observando que el corte de ruta durará dos horas, se liberará el tránsito por espacio de 15 minutos y se volverá a interrumpir la circulación por otras dos horas más.

“Hay paros consensuados, pero también los inducidos”

“Está faltando a la verdad al decir que no hay diálogo”, lanzó Páez, dejando entrever que si bien en toda manifestación hay dos tipos de paros o medidas de fuerza, uno de ellos inducido y el otro consensuado, “está claro cuál de los dos es”, arremetió.

Al respecto, el intendente garantizó que “siempre se atendieron el requerimiento y postura del sector gremial”, por lo que enfatizó las palabras de Gómez como “fuera de contexto”.

De igual manera, y aún cuando fue consciente de la masa salarial existente, declaró que hay situaciones en las que se puede dar aumento y otras no, aunque descartó algún tipo de represalia a partir de la medida.

“Nunca tratamos de obstaculizar ni cargar las tintas contra aquellos que adhieran a la medida del paro, sino todo lo contrario, siempre hemos respetado estas medidas, por lo que no vamos a descontar a nadie ni producir ningún tipo de alteración”, finalizó Páez.

Comentá la nota