Municipales: más sí que no al aumento de $ 300

Hoy estarán resentidos los servicios porque los empleados analizan la oferta salarial. Mañana darán una respuesta.

"Les he prohibido que compren las bombas de estruendo todavía". La frase salió de boca de uno de los funcionarios que sigue de cerca la negociación salarial con los empleados municipales, al graficar que están cerca de cerrar con los trabajadores, pero aún "no es momento para descorchar". La cautela de los funcionarios de Daniel Giacomino es porque mañana los dirigentes gremiales responderán oficialmente si aceptan o rechazan el incremento en los haberes.

Hasta ayer a la tarde, los municipales estaban divididos en dos posturas, con una leve ventaja de quienes estaban más decididos a cobrar los 300 pesos en noviembre y otros 300 en diciembre, aunque sean no remunerativos, más el blanqueo completo en marzo de 300 por parte de los trabajadores que tienen los sueldos más bajos. Pesaban en esta opinión los contratados que perciben 1.900 pesos mensuales y la suma ofertada tendría un impacto importante en sus haberes. Los menos seguros en aceptar son aquellos que tienen sueldos superiores a los 5 mil pesos. Sin embargo, en un salario promedio el aumento –según reconocieron desde el mismo Suoem– representaría un 11 por ciento de suba.

Desde que se inició esta negociación, hace casi dos meses, y con una conciliación obligatoria que tuvo su punto final el lunes pasado, los municipales le reclamaron al intendente Giacomino un aumento salarial del 13 por ciento. El secretario general del Suoem, Rubén Daniele, puso ayer en consideración de las bases la cuarta propuesta presentada en la noche del lunes en Trabajo por parte del Ejecutivo (la oferta de los 300 pesos). Desde la explanada de la Municipalidad, y ante unos 2 mil trabajadores –según sus propios cálculos– el gremialista no adelantó su posición, sino que le pidió a los trabajadores que decidan en cada sector qué respuesta le darán el Ejecutivo. Por esa razón, hoy volverán a estar prácticamente todos los servicios municipales cortados porque los trabajadores harán asambleas informativas para debatir si aprueban o no lo propuesto. Mañana, en un nueva marcha frente al Palacio 6 de Julio, los agentes oficializarán una respuesta.

Daniele fue duro desde la explanada del municipio al acusar al Ejecutivo de "dividir a los trabajadores" y de realizar una oferta minutos antes de que venciera la conciliación obligatoria en Trabajo. Sin embargo, mostró su voluntad de diálogo para que el conflicto termine cuanto antes. "Les repito, ahora que terminó la conciliación obligatoria, estamos mano a mano con el Ejecutivo... Ojalá que tomen nota de lo que pasa en las calles. No se abusen, que se trata de nuestros salarios... el jueves venimos a la asamblea para definir una acción con consenso", lanzó el líder de los trabajadores, quien no paró de repetir, incluso en diálogo con Día a Día que desde el Ejecutivo "los quieren dividir".

El secretario de Gobierno y vocero principal en la negociación con el Suoem, Guillermo Luque, le dijo a este medio que si los agentes aceptan esta propuesta, bajaría a un 61 por ciento lo presupuestado en sueldos y, además, le permitiría a las arcas municipales abonar los salarios sin oxígenos financieros extras. "Lo importante a mi entender es que es una propuesta a nivel de los empleados que creo que fue muy bien recepcionada, que tampoco quiere estar confrontando, sino buscar un camino de solución", expresó el funcionario. "Para mí, desde junio (en la anterior negociación) empezó una nueva etapa de diálogo y negociación", insistió Luque, esperanzado en que mañana llegue a su punto final la puja por 2009.

Servicio, a medias.

Hoy, cortes parciales. Los agentes de todas las reparticiones municipales realizarán asambleas informativas para evaluar si están de acuerdo, o no, con el incremento de 300 pesos.

Mañana, asamblea en la Muni. En una segunda reunión, en lo que va de esta semana, Daniele definirá con las bases las respuestas para Giacomino.

Comentá la nota