Los municipales de Caleta realizan paro por 48 horas

Los municipales de Caleta realizan paro por 48 horas
En las calles de Caleta Olivia no se observaron inspectores de tránsito, en las oficinas de Rentas los empleados estaban en sus escritorios sin atender trámites de pago de impuestos y en un recinto del barrio Unión, tres de los cuatro camiones recolectores de residuos permanecían estacionados. Fue el primer reflejo del paro de 48 horas lanzado ayer por el gremio municipal.
La medida de fuerza en demanda de un incremento salarial no cuantificado fue presentada por el SOEMCO como una “retención de servicios” o “de brazos caídos”.

Sus dirigentes aseguraron que la primera jornada tuvo un acatamiento de casi el 90 por ciento, mientras que desde el Ejecutivo Municipal se afirma que no superó el 30, sobre una planta de aproximadamente 3.500 agentes.

Además, el secretario de Gobierno, Osvaldo Cabrera, sostuvo que esta huelga no fue avalada por una asamblea general de afiliados sino por algunos integrantes del cuerpo de delegados y de comisión directiva.

Incluso reparó en que la misma no se lanzó para cobrar sueldos atrasados sino que, a modo de interpretar la postura de los sindicalistas, se hizo “por las dudas no haya aumento”.

En tanto, voceros gremiales indicaron que esperan que el Ejecutivo otorgue una recomposición salarial acorde a la elevación del costo de vida y además ratificaron que hoy habrá una movilización de todos los afiliados por las calles céntricas, con punto de concentración en la plazoleta del Gorosito, a partir de las 10:30.

CORDOBA AUSENTE

El intendente José Córdoba no se quedó en la ciudad para sentir en su propia piel los efectos de la medida “de brazos caídos” y optó por viajar a Buenos Aires en compañía de los tres concejales del PJ (Juan Naves, Juan Cabrera y Manuel Aybar).

Oficialmente se comunicó que tenía previsto con antelación avanzar en la tramitación de varios convenios de obras públicas ante organismos nacionales.

Por lo tanto, volvió a ceder su despacho al concejal radical Víctor Chamorro en forma institucional, pero también le dejó un virtual caballo de Troya porque hoy la marcha de los municipales irá hasta el edificio central.

A la vez, delegó la defensa política en esta instancia de gestión al secretario de Gobierno, Osvaldo Cabrera. El mismo admitió que si bien existe un formal requerimiento de aumento salarial por parte del SOEMCO, también recordó en el seno de la Federación Provincial de gremios municipales, la dirigencia local firmó en setiembre de 2012 un acta acuerdo con el gobernador Daniel Peralta, quien se comprometió a crear por cuenta propia un marco de negociaciones que no cumplió.

Asimismo, aseguró que desde el mes de agosto, el municipio caletense no recibe de Provincia aportes para cubrir déficits salariales ya que sigue sin aplicarse la denominada “Ley Arabel” (distribución de fondos coparticipables a municipios), lo cual generó denuncias penales que hoy se debaten en el Superior Tribunal de Justicia.

ES HUELGA

“Ahora -sostuvo Cabrera- nos encontramos con una medida de acción directa, de brazos caídos tal como lo comunica oficialmente la entidad gremial”.

“Para nosotros esto no es una retención, es huelga nomás y decimos que no es legal porque sólo fue decida por un grupo de delegados y algunos miembros de comisión directiva”, agregó.

“Esto motiva que tengamos que hacer la presentación ante la Secretaría de Trabajo para que se declare la ilegalidad de la medida y además procederemos a descontar el día de aquellos trabajadores que adopten esta decisión”, corroboró.

Al margen de ello, reveló que se pidió a las autoridades laborales que citen a representes del SOEMCO para ordenarles que aseguren un cronograma de guardias mínimas en servicios comunitarios esenciales, como ser en recolección de residuos, hogar de ancianos, hogar de niños y central telefónica.

Finalmente indicó que “se debe reconocer que la Municipalidad de Caleta Olivia no adeuda haberes a sus trabajadores ya que viene cumpliendo con los pagos en tiempo y forma”.

Comentá la nota