Municipales denuncian persecución ante la instalación de diez cámaras de seguridad (con apoyo policial) en la ex Delegación Puerto

Finalmente con apoyo policial solicitado por la Directora General de la ex Delegación Municipal del Puerto ubicada en Avenida de los Trabajadores ( es Martinez de Hoz) 457, personal de una empresa privada puso diez cámaras de seguridad en el sector donde desarrollan tareas unos 32 trabajadores municipales. Buscan evitar robos en el lugar y darle mayor seguridad a las dependencias. Los obreros piden que antes de las cámaras les provean de ropa, se carguen los más de 20 matafuegos fuera de servicio, se compren materiales, entre otros reclamos.

De esta manera Sara Gajardo ahora cuenta en su despacho con los monitores donde puede controlar desde su escritorio todos los movimientos que se registran en el lugar, hecho este repudiado por los municipales que allí cumplen tareas.

Lo insólito del caso se dio cuando personal de “el Retrato…”, que se hallaba en el lugar llamado por los trabajadores para denunciar lo que consideran una persecución, fue impedido en un primer momento, de hacer fotografías de las tensas negociaciones por el oficial a cargo del operativo policial de apoyo, solicitado por la ex vecinlaista, hoy funcionaria a sueldo del Gobierno Municipal.

A su turno Sara Gajardo justificó ante nuestros periodista la instalación de las cámaras “que fueron contratadas por la Municipalidad para preservar sus bienes”, reconociendo que “no tengo diálogo con la gente, pero las puertas de mi oficina siempre están abiertas para todos”

Denuncia del Delegado Obrero

Luis Pereyra, Delegado Obrero de la Delegación Municipal del Puerto y activo militantes kirchnerista marplatense, denunció que “esto es una represalia ante los pedidos que estamos haciendo de mejores condiciones de trabajo. Acá no entregan ropa desde hace mas de un año; todos los matafuegos, a pesar que ,manejamos productos combustibles, no funcionan ya que tienen desde hace meses tienen las cargas vencidas; no hay herramientas ni elementos de trabajo; todo porque no tienen presupuesto”

“Es más – acotó- hace tiempo se volaron chapas de diferentes lugares del galpón y no las repararon nunca ya que también cuesta mucho dinero. Para eso no tienen, ahora para perseguir a los trabajadores, sí”

Pereyra resaltó que “queremos dejar en claro que no nos oponemos a la instalación de estas cámaras, pero consideramos que hay otras prioridades. Alguien pretende priorizar el negocio de esos aparatos, sobre las verdaderas necesidades. Evidentemente (Fernando) Carobino (N. de R.: Delegado Municipal) cumple directivas del Intendente Pulti ,volviendo a las èpocas mas nefastas, con técnicas implementada por la dictadura militar”

Mas adelante señaló que “ahora vamos a quedar filmados durante el tiempo que estemos en el galpón y será la Directora General (léase Sara Gajardo) la que desde su cómodo sillón controle todo por circuito cerrado. Pulti le paga un jugoso salario, y ella no hace nada; solo persigue a los trabajadores que tuvimos la osadía de pedir por mejores condiciones de trabajo”

Finalmente denunció que “no hay diálogo, tanto de parte de Gajardo, como de Carobino, con los trabajadores; y nos están obligando a tomar medidas de que queremos”, no descartando que se “comience con un quite de colaboración” para luego ir radicalizando otras opciones mas duras.

Comentá la nota