Municipales denunciaron arbitrariedades y despidos

Trabajadores y empleados municipales de la Municipalidad de la localidad de El Espinillo se declararon en estado de asamblea permanente, por lo que consideran disposiciones arbitrarias y despidos adoptados por el Ejecutivo Municipal, razón por la cual no descartan que, de no haber soluciones al respecto, se puedan adoptar un plan de lucha que contempla acciones que contemplan hasta la toma de la sede municipal.
Respecto a los hechos que motivaron la situación actual que se vive en la Municipalidad de la citada localidad de la zona norte del territorio provincial, pudo saberse que el recientemente asumido intendente Sebastián Alberto Figueredo, dejó sin efecto un sinnúmero de promociones dispuestas por el jefe comunal saliente, Arcadio Vera, lo que sumado a que se concretaron decenas de despidos de personal que revistaba en calidad de contratados, generó la inmediata presentaciones legales y administrativas correspondientes por parte de representantes gremiales.

Se dispuso un compás de espera hasta los primeros días de la semana que se inicia, para recibir y analizar las respuestas que sobre el particular brindará la actual administración municipal que encabeza Figueredo, para posteriormente actuar en consecuencia.

En cuanto a las acciones a encaminarse, en caso de no obtenerse una respuesta positiva a los reclamos pertinentes, voceros gremiales anticiparon que iniciarán un plan de lucha sistemático, que contempla paros e inclusive toma del edificio municipal y hasta cortes de ruta.

BRAZOS CAIDOS

Anoche, al cierre de esta edición empleados y trabajadores de la Municipalidad de El Espinillo iniciaron un plan de lucha, a raíz de una serie de recategorizaciones compulsivas por el Ejecutivo Municipal que encabeza el intendente Sebastián Alberto Figueredo.

De una planta de personal que asciende a más de un centenar de trabajadores, la mitad se ve perjudicada por la medida más arriba enumerada, es decir, las recategorizaciones de personal que fueron pasados a planta permanente y que fueron ascendidos de categoría, promociones dispuestas en la administración pública provincial, a través del decreto respectivo suscripto por el gobernador Gildo Insfrán.

Los instrumentos legales aludidos decretados por el ex intendente Arcadio Vera, fueron declarados ?nulos? por el actual jefe comunal, a través del decreto 029 del año en curso.

Por tal motivo, la comisión gremial interna conformada por Juan Alberto Nuñez, Adriana Isabel Vera (foto) Alcides Cáceres y María Teresa Bordón, convocaron a una reunión con el personal, donde se resolvió iniciar el plan de lucha correspondiente, que ya comenzó ayer con una huelga de brazos caídos.

Acompañando dichas acciones, en la fecha realizarán una presentación formal ante la Subsecretaría de Trabajo de la provincia, a los efectos pertinentes.

Los dirigentes gremiales repudiaron la actitud del jefe comunal Figueredo, ?por desconocer una decisión política del propio mandatario provincial, con los ascensos dispuestos en la administración pública, como también por sus actitudes patoteriles hacia quienes pretendemos ejercer nuestro derecho de reclamar ante estas arbitrarias y compulsivas recategorizaciones adoptadas en la Municipalidad de El Espinillo?, puntualizaron.

Coment� la nota