Municipales y Ejecutivo se reúnen el viernes en el marco de las paritarias

El Sindicato de Trabajadores de la comuna y el Departamento Ejecutivo de Gualeguaychú tendrán mañana a las 11.30 su primer encuentro para discutir el incremento en los haberes de los empleados para los primeros seis meses del año.
El secretario General del Sindicato de trabajadores Municipales de Gualeguaychú, Mario López, informó que mañana por la mañana en el Salón Azul de la Municipalidad se llevará a cabo la primera reunión con el Departamento Ejecutivo para discutir un nuevo aumento salarial para todos lo empleados de la comuna.

El gremialista no quiso precisar el porcentaje pretendido por respeto al Intendente, pero se especula que rondaría el 30 por ciento, algo similar a las negociaciones que han llevado adelante otros gremios en la Argentina.

El miércoles se llevó a cabo una reunión en la sede del gremio, ubicada en calle Lavalle 194, donde se llegó a un común acuerdo entre el Cuerpo de Delegados y la Comisión Directiva. Este primer encuentro será algo formal, donde el Sindicato hará entrega por escrito de las pretensiones y esperará la respuesta del Ejecutivo para la próxima semana.

Hay que destacar que estas negociaciones serán largas, como al igual que las anteriores, pero se remarcó que el incremento pretendido será por los primeros 6 meses del año, para luego sentarse a discutir un nuevo aumento para el resto del 2011.

Actualmente el salario básico de un empleado municipal no llega a los 1.300 pesos, pero el Mínimo Garantizado es de 1.600 pesos. Para esta paritaria se discutirá nuevamente estos valores y la idea del Sindicato es elevar el Mínimo Garantizado a los 1.900 pesos, pero esa cifra dependerá de la realidad de las arcas municipales.

Denuncias en el IOSPER

El diputado y jefe de la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales (FESTRAM), Juan Carlos Almada (PF) denunció en el recinto, y a través de una cuestión de privilegio, a su par José Allende por “cosas raras” en la obra social de la provincia y criticó que un sector del directorio impidiera el acceso a los números que maneja hoy el IOSPER. Allende, por su lado, rechazó cualquier relación con estos temas y protagonizó un fuerte cruce verbal con las barras de dirigentes municipales que acompañaban a Almada.

“El problema que vengo a plantear acá surge al otro día de las elecciones. Entran a suceder cosas muy raras que llaman la atención”, arrancó Almada que ponderó los nuevos derechos que adquirieron los municipales tras la reforma constitucional en la provincia.

El diputado de Victoria también repasó que sufrió amenazas hacia su persona y familia, y que se trataba de “un trabajo por encargo” y lanzó: “le dije a (Adán) Bahl (el ministro de Gobierno) que no estaba hablando con un perejil. Hoy no me van a asustar las bravuconadas de Allende. Vine pero no traje esta gente para que me aplaudiera. Esta gente quiere decirle a Allende y Moreyra que no van a manejar la obra social como se les ocurra. No van a tener el silencio de los municipales de la provincia”, aseguró.

A su turno, Allende contestó las agresiones de la banca. “No le tengo miedo a ninguno.Tengo la conciencia tranquila. Con los que hoy me putean vamos a transitar algunos caminos juntos. Nosotros no pusimos el presidente. Yo tambien desconozco los números. Las autoridades económicas del IOSPER siguen siendo las mismas y los convenios siguen siendo los mismos que la gestión anterior. Esta cámara puede interpelar a todo el directorio del IOSPER”, propuso Allende y luego ironizó: “Si yo lo apreté al jubilado lo aprete mal, porque votó en contra”, repasó el diputado de UPCN y garantizó que “jamas alguien puede decir que el ruso Allende manda apretadores”.

Comentá la nota