Los municipales esperan hasta mañana por el bono de mil pesos

Exigen la misma suma extraordinaria que la provincia otorgó a sus agentes a fin de año. También pedirán la apertura de paritarias.

Con la expectativa de un niño que espera a los Reyes Magos, los municipales aguardarán hasta mañana para confirmar si la Intendencia reconocerá el bono extraordinario de mil pesos que habían solicitado y que la provincia ya liquidó a los agentes santafesinos. "De no haber respuesta favorable, cada municipio y comuna está habilitado a iniciar medidas de fuerza. El miércoles próximo definiremos la realización de un plenario general para evaluar acciones en conjunto", reiteró a LaCapital el titular de la Federación Santafesina de Trabajadores Municipales (Festram) Claudio Leoni.

Con el pago junto a salarios y aguinaldo de un bono "navideño" de mil pesos, el gobernador Antonio Bonfatti le metió presión a los municipios y comunas. Apenas se conoció el beneficio, Festram comenzó a solicitar una equiparación de los municipales a los agentes provinciales.

"Queremos el mismo trato, porque entendemos que los municipios y comunas están en condiciones de afrontarlo. Lo solicitamos como parte de las obligaciones salariales, junto al aguinaldo y al sueldo. Y hasta ahora no tuvimos una notificación negativa explícita de no pagarlo", ahondó Leoni ayer a este diario.

Según el dirigente, de los más de 360 municipios y comunas santafesinos, en 100 ya pagaron el bono extraordinario de mil pesos. "Ojalá no tengamos que impulsar medidas, pero dependerá mucho del cumplimiento del pago. Analizaremos si predomina una negativa de conjunto o se focaliza en determinados municipios y comunas. A partir de allí, en un plenario general se verá qué estrategia y plan de acción se lleva adelante", adelantó el titular de Festram.

Un 2013 con aumentos. En marzo del año pasado, los trabajadores municipales habían acordado con intendentes y presidentes comunales un aumento salarial del 26 por ciento. De esta forma las amenazas de paro quedaron desactivadas para el resto del año.

Tras arduas negociaciones en las que participaron el secretario de municipios y comunas Horacio Ghirardi, titulares de las carteras de hacienda de Rosario y Santa Fe y la Festram se llegó al acuerdo que canceló la conflictividad en que marcó la discusión salarial del año pasado.

El incremento acordado fue del 16 por ciento, que se pagó con el salario de marzo y otro 10 por ciento a partir de julio. Esa negociación garantizó un aumento mínimo de bolsillo que se ubicó por encima de los 750 pesos.

Contundente. "Exigimos el aporte extraordinario para todos los trabajadores municipales y comunales y que también se haga extensivo a jubilados y pensionados. Y además de reclamarle a todos los intendentes el urgente pago de este suplemento, queremos que la provincia garantice el pago de este aporte especial en función de su responsabilidad constitucional", indicó el titular de Festram.

El secretario general del Sindicato Empleados Municipales de Rosario, Antonio Ratner, también le había puesto plazo a las pretensiones del bono extraordinario. "Sino se hace efectivo el 7, al otro día nos reuniremos para evaluar medidas de fuerza. Además, deberá pagarse en todos los municipios, con lo cual podríamos llevar adelante un paro en solidaridad con otros compañeros que no reciban esta suma, porque queremos que se cumpla en todos lados", había advertido el sindicalista rosarino.

En una hipótesis de conflicto el titular de Festram adelantó que en los municipios que no cumplan, "seguramente habrá retención de tareas".

A partir de hoy se vivirán 48 horas clave para avizorar la resolución de estas negociaciones. Si el clima se tensa, la federación que nuclea a los sindicatos municipales de la provincia no descarta incluso iniciar una medida de carácter provincial en apoyo a quienes no paguen la exigencia salarial.

Con el cierre de 2013, donde las estimaciones de consultoras privadas y economistas ubican la inflación anual en torno al 27,5 y 28 por ciento, los municipales insisten con un latiguillo que utilizaron durante esta etapa de las conversaciones: "Parece una tomada de pelo a los trabajadores, donde como en viejas épocas le dan la sidra y el pan dulce. Deben entender que la inflación es muy marcada y que este ingreso para los trabajadores se puede entender como un plus para contrarrestar los altos precios esperando las nuevas paritarias".

Convocatoria "ya". Detrás de la puja por el otorgamiento del bono extraordinario, se vendrá un nuevo capítulo en la agenda 2014 de los municipios.

"Todavía está latente la convocatoria a paritarias. El mismo día de plenario de secretarios generales para evaluar qué municipios pagaron y cuáles no lo hicieron, vamos a exigir una fecha de convocatoria a paritarias para discutir la política salarial a lo largo de este año que comienza", sentenció Leoni.

En la carpeta de análisis, a la hora de hablar de cifras, los trabajadores municipales contemplan el aumento de la coparticipación provincial y el incremento de los presupuestos municipales para este año: ambos valores rondan el 30 por ciento.

Acuerdo salarial

26 por ciento

Es lo que se había concretado como pauta salarial para el 2013. Se cobró desdoblado.

Comentá la nota