Los municipales y los médicos irán a las paritarias con un mandato: pedirán 2500 pesos "de bolsillo"

Implica más de un cien por ciento de aumento. Y quieren ubicar el básico entre los 1500 y 2050 pesos. "No hay que perdonarlos (al Ejecutivo) porque la plata está" se escuchó en la asamblea donde se votó el mandato y se conformó la comisión negociadora. El miércoles a las 8:00 empiezan las paritarias en el Palacio, los gremios ya arman una asamblea en el Hospital.
En el Sindicato Municipal, junto con la Asociación de Profesionales de la Salud, se votó en la noche de este viernes la propuesta con la que los gremios comenzarán a negociar el próximo miércoles un aumento salarial con el Ejecutivo, en la apertura de paritarias. No escatimaron sus pretensiones los municipales y médicos: 2500 pesos "de bolsillo".

El mandato unificado que fija un piso salarial a partir de una de las categorías más bajas (ingresante, 30 horas) será la punta de lanza sindical en el primer encuentro con los emisarios del intendente José Eseverri. Dos estarán seguro: el jefe de Gabinete Héctor Vitale y la secretaria de Asuntos Legales y Gestión, Carolina Szelagowski.

La comisión que negociará quedó integrada por Carlos Clavero, Fabiola Torres, Carlos Semovilla, Olga Kessler, Marcelo Díaz y el apoderado Claudio Díaz.

El pedido gremial implicaría más de un cien por ciento de aumento en el sueldo que perciben los trabajadores, que también votaron la moción de llevar el básico sobre los 1500 pesos. "Si ellos (el Ejecutivo) nos aumentaron las tasas cien por ciento porqué no nos pueden aumentar a nosotros" se oyó con un tono de reproche que se ganó los primeros aplausos.

El Ejecutivo aún no se pronunció, pero en cierne sería algo ilógico creer que aceptará la propuesta. El secretario general de los municipales, José Stuppia, y el médico Iván Recabarren lo saben y ya adelantaron que tras la apertura de las paritarias en el Palacio (el miércoles a las 8:00), la asamblea que comenzó este viernes continuará en el Hospital Municipal.

El mínimo de 2500 pesos que exigirán los gremios tuvo su fundamento en la situación del país que golpea en el bolsillo de los trabajadores. "No hay que perdonarlos porque la plata está, nosotros nos estamos cagando de hambre hace un montón de tiempo" fue la frase que se amplificó en un salón colmado por muchísimas más mujeres que hombres.

La presencia femenina no pasó inadvertida para el secretario del Interior de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerense, Carlos Rodríguez. "Acá hay más ovarios que testículos", dijo el también director del IPS, y le dio más valor: "Así va a ser muy difícil perder".

Rodríguez también llegó para darle un espaldarazo a Stuppia, que buscará consolidar una gestión en esta nueva cruzada por salarios.

En momentos de la asamblea se admitió que "hay que pedir bien arriba para después bajar", también que la intención es obtener "el cuarenta y pico por ciento del presupuesto municipal" y pidieron que haya "paritarias abiertas".

Algún discurso más eufórico que otro volvió a levantar aplausos y la sugerencia de fijar las negociaciones en horario vespertino "para ir a apoyar a nuestros compañeros" sonó a promesa de lucha. Pero este capítulo recién comienza.

Comentá la nota