Municipales, con medidas de fuerza por suba salarial

Es en Villa La Angostura, donde algunos trabajadores se encuentran en estado de asamblea permanente. Ayer fracasó la mesa con el gobierno local. Los empleados esperan que hoy aparezcan novedades.
Un sector de los trabajadores municipales inició ayer medidas de fuerza como forma de protesta para reclamar un aumento salarial.

Los municipales se declararon en el estado de asamblea permanente, lo que implica que sólo funcionan las guardias pasivas en algunas áreas clave, como Obras y Servicios Públicos.

Los representantes del Gobierno municipal volvieron a reunirse ayer con los delegados de los trabajadores pero no lograron llegar a un acuerdo.

La delegada de los municipales y dirigente de ATE María Martínez informó tras la reunión con el viceintendente, Guillermo Caruso, y el secretario de Economía, Andrés Abate, que la oferta no cumplió las expectativas de los trabajadores.

“Se presentaron con una propuesta que es más de lo mismo”, indicó y agregó que “hay malestar porque no presentaron una propuesta de aumento”.

La dirigente explicó que en ningún momento el Gobierno municipal ha discutido el reclamo de los 1.200 pesos que pidieron de incremento para la categoría más baja. Explicó que el Ejecutivo propone una bonificación para choferes, por título secundario y aplicar un adicional diferente por antigüedad, pero señaló que esas propuestas no fueron aceptadas por la asamblea. “Está bastante fea la situación”, resumió.

Trabajan en una nueva propuesta

Martínez dijo que las medidas de fuerza continuarán hoy desde las 8 y que esperarán que desde el Gobierno los convoquen a una nueva reunión de mesa salarial, porque advirtió que pasaron a un cuarto intermedio ayer luego de que no pudieran alcanzar un acuerdo.

Por su parte, Caruso señaló ayer por la tarde que estaban trabajando en una nueva propuesta. “La intención es dialogar permanentemente”, afirmó, aunque no adelantó nada.

Recordó que el Municipio tiene compromisos que cumplir con la Provincia y destacó que de los nueve puntos que le presentaron ayer a los representantes de los trabajadores algunos fueron aceptados.

Caruso y Abate se reunieron ayer por la tarde para avanzar en una nueva oferta que presentarán hoy. El intendente Roberto Cacault seguía de cerca las negociaciones, pero no participa de la mesa salarial.

En el Gobierno advierten que no todos los empleados municipales están de acuerdo con la protesta. Sin embargo, no saldrán a marcar esas diferencias en público.

De todas maneras, Martínez afirmó que participaron muchos trabajadores de la asamblea “y que hay bastante fuerza”.

Sostuvo que desde el Ejecutivo municipal “llamaron para decir que están trabajando, pero que desde la Provincia no acceden”.

En este sentido, Martínez recordó que “el gobernador (Jorge Sapag) se aumentó el sueldo tres veces”.

Comentá la nota