Municipales: “Moyano está dolido porque hasta hace poco era el socio más importante del Gobierno”

Municipales: “Moyano está dolido porque hasta hace poco era el socio más importante del Gobierno”
Así se expresó el Secretario de Finanzas de la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales de la provincia de Buenos Aires, Alfredo Dulke, en el marco del Congreso del sector que se realizó este viernes en la ciudad de Mar del Plata. Analizó el movimiento sindical, dijo que quiere una CGT unida y confesó que la situación salarial de los municipales es “mala”.
Quien también es Secretario General del gremio de Berisso, quien se hallaba acompañado por el dirigente marplatense Marcelo Cardoso, contó, en el inicio de la nota, cuáles fueron algunos de los temas elegidos para hacer hincapié en el congreso Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales de la provincia de Buenos Aires que se desarrolló este viernes en la ciudad. “Buscamos hacer acento en las actividades que se están desarrollando con el Ejecutivo provincial y la Federación de Municipios de la provincia de Buenos Aires, donde estamos negociando diversas mejoras para los municipios. También otros temas gremiales”, remarcó.

El balance del 2011 es bueno y positivo, porque “anteriormente no teníamos contacto con el poder provincial y nacional, era nulo. Hemos recuperado el manejo en las cámaras y el diálogo los distintos ministros de la provincia. Desde lo gremial estamos recomponiendo para cambiar la imagen de la Federación. Por suerte nos va bien, hasta ya hemos recuperado algunos gremios”.

En consecuencia, manifestó que “no cabe otra alternativa que la unión de la Federación”, para luego recordar que “acá hubo una división de actitudes políticas, de alguien que ya no está. Por eso a la larga, los sindicatos de alguna se van a tener que encontrar en una sola federación, porque es algo que nos conviene a todos”.

En otro punto, admitió que la situación salarial de los municipales es “mala”. Y lo argumentó de la siguiente manera: “Es uno de los gremios que tiene menos sueldo, casi los más bajos dentro de la provincia. Si bien no pasa en todos los municipios. Hay un importante número de ciudades donde los Intendentes se manejan de otra manera, como si fueran patrones de estancia, y tienen mucha plata pagada en negro. Hay sueldos de $1.500-”, resumió.

Para luego acotar que “esto fue producto de que en los últimos años no hubo una buena política gremial, la que ahora estamos generando. Nosotros ahora no tenemos paritarias, cada gremio negocia por su lado. Lo que estamos buscando es que los Intendentes nos acepten negociar por región. No es lo mismo el conurbano que el sur de la provincia”.

Moyano, la CGT y el momento del sindicalismo argentino:

“Como viejo militante peronista, soy peronista. Comparto muchas cosas con Hugo Moyano, porque puede haber muchos dirigentes que hagan bien las cosas, pero el peronista es peronista”, esbozó en el medio de una disputa “caliente” entre el Gobierno Nacional y el líder de la CGT Nacional. “Hoy por hoy acepto algunas condiciones que Moyano dice, pero hay que ver cómo se plantea la situación política del país en los primeros meses del 2012”, agregó.

Para también anexar que “no se puede condicionar a un valor condicionado a los salarios. Deben recuperarse en base al costo de vida o un poco más para mejorar la situación de los trabajadores”. “Moyano está dolido. Hasta hace poco él era el socio más importante que tenía el Gobierno y ahora es desplazado”, enfatizó.

“El país necesita de cordura, pero debe venir de ambas partes. Nadie puede ser dueño de la verdad”, reflexionó antes de confesar que no está tan empapado en el tema de la deuda millonaria de Gobierno para con las Obras Sociales.

Para mirar al futuro y, desde su lado sindical, analizar que “lo mejor será estar unidos, tener una misma mirada entre todos. Tener una sola CGT, que sería muy importante. Que sirva al servicio de los trabajadores.

Para cerrar la nota diciendo que “Luis Barrionuevo y los gordos no me dan ninguna seguridad”.

Comentá la nota