Municipales pedirán “sinceramiento salarial” en Avellaneda

Municipales pedirán “sinceramiento salarial” en Avellaneda

Lo reclamó el secretario gremial del STMA, Walter Fariña. “Va ser muy difícil que pidamos menos de 1600 pesos”, adelantó.

Estimó, además, que las negociaciones con el Ejecutivo comunal comenzarán a partir de marzo.

En diálogo con Info Región, Fariña anticipó que el Sindicato de Trabajadores Municipales de Avellaneda “pedirá un fuerte sinceramiento salarial” al remarcar que “no se puede discutir un porcentaje del sueldo porque los municipales tienen un salario muy bajo”. 

Detalló que “el básico de un empleado municipal está alrededor de 2600 pesos y estos meses se sumó la bonificación de 1600 pesos que decretó unilateralmente el intendente Jorge Ferraresi”.

Las negociaciones. En Avellaneda hay dos gremios municipales: el SMTA que conduce Rubén ‘Cholito’ García y la flamante Unión de Municipales de Avellaneda (UMA) al mando de Daniel Aversa. Ambos sindicatos coincidieron que las negociaciones salariales comenzarán a partir de marzo. 

“Las negociaciones paritarias van a empezar en marzo. No tenemos ninguna expectativas pero sí cuando nos reunamos vamos a exigir una recomposición del salario”, aseveró Fariña. 

Remarcó que “no se puede hablar de un aumento y menos en porcentaje porque no se tiene un sueldo digno”, por lo cual, el STMA “siempre habla de sinceramiento salarial”. Señaló, al respecto, que para el sinceramiento “se tienen en cuenta la inflación de los supermercados”. 

UMA. El titular de la UMA, Daniel Aversa, indicó que “todavía no hubo reuniones” en su gremio, ya que, “aun se sigue cobrando el bono de 1600 pesos” y evaluó que “se va a empezar a negociar a partir de marzo”. 

La bonificación. A fines del 2014, el intendente Ferraresi decretó una bonificación de 1600 pesos para enero, febrero y marzo. 

Por parte del STMA, Fariña cuestionó que “es un decreto que decidió de forma unilateral el intendente y es un gesto más de no sumarse a dialogar con el gremio”. 

Consideró, asimismo, que el bono “no fue de ayuda porque no satisface las expectativas del sindicato”. 

Al contrario, Aversa destacó que “es una suma significativa”.

Expectativa de negociación. Finalmente, Fariña descartó que el hecho de ser un año electoral y los cruces que hubo durante el 2014 entre su gremio y el intendente afecten a las próximas negociaciones salariales. 

“Cuando discutimos salarios, debatimos con el intendente más allá del partido que sea. No mezclamos cuestiones políticas porque buscamos sincerar el salario de los trabajadores más allá del intendente que esté de turno”, completó.

Comentá la nota