Municipales pidieron “diálogo” al intendente Raúl Cantín

Municipales pidieron “diálogo” al intendente Raúl Cantín
Un grupo de trabajadores del Municipio de Río Gallegos se hizo presente, junto al secretario general del SOEM, en el izamiento dominical. Una vez concluido el acto, Mansilla contestó a todos los sectores que criticaron a los trabajadores por los piquetes realizados al cierre de la semana pasada. Así, la Cámara de Comercio, el concejal Grasso y el Ejecutivo municipal fueron el blanco de su discurso.
Ayer se realizó el izamiento dominical en la ciudad de Río Gallegos.

El acto contó con al presencia del intendente Raúl Cantín, junto con secretarios y concejales que lo acompañaron.

Por otro lado, un nutrido grupo de agentes municipales también se hizo presente, en el marco del conflicto que llevan adelante las partes por mejoras salariales. Recordemos que hasta el próximo lunes, los del SOEM llevarán adelante un paro por 72 horas.

Finalizado el acto, las autoridades municipales se retiraron del lugar.

Por su parte, los trabajadores se agruparon y escucharon al secretario general del SOEM, Pedro Mansilla, que, megáfono en mano, contestó a cada uno de los sectores que rechazaron el piquete realizado en el Palacio Municipal.

“Lejos de fortalecer el diálogo, el intendente municipal comenzó a pergeñar un plan para boicotear las medidas de fuerza, propiciando el maltrato al personal contratado dada su condición de inestabilidad en el empleo, el ofrecimiento desmedido de horas extra a personal en conflicto y el ofrecimiento y manipulación de cargos políticos”, fueron algunos de los dichos de Pedro Mansilla. Denuncia que había manifestado días atrás, cuando se presentó en la Secretaría de Estado de Trabajo.

Sostuvo que esos hechos se pudieron “comprobar cuando constatamos que jóvenes, algunos adolescentes, recolectaban la basura de la ciudad sin ningún tipo de elemento de seguridad”.

Uso indebido

Pero las diferencias de parte del gremio con el Ejecutivo municipal no terminaron allí. “Denunciamos también el uso indebido que se hace del patrimonio municipal, ya que por orden de directores del Corralón la flota pesada (camiones y máquinas), como así también la liviana (camionetas) son utilizadas por personas, en algunos casos ajenas al Municipio, y en otras por personal contratado no apto para la realización de servicio, por falta de capacitación e idoneidad. Encontrándonos con la sorpresa de que algunos vehículos eran manejados por mujeres sin habilitación vial”.

El gremio ya había expresado su rechazo al uso de los camiones de Vialidad Nacional para cumplir con tareas propias de la comuna. “Este intendente, lo que debería hacer es no utilizar los elementos de Nación, sino solicitar fondos de Nación para atender este conflicto, como lo han hecho en Caleta Olivia. En tal caso, lo que sería más práctico sería ir a la Cámara de Diputados de la provincia de Santa Cruz a instruir a los legisladores por Río Gallegos para que voten los impuestos a las mineras, para que la provincia tenga más recursos y estos sean coparticipables a los municipios”, sostuvo Pedro Mansilla.

Empresariado

Seguidamente, el referente del SOEM respondió a los dirigentes de la Federación Económica de Santa Cruz (Guillermo Polke), como así también al presidente de la Cámara de Comercio de Río Gallegos (Daniel Cruces). Antes, solicitó a los trabajadores poner especial atención a sus palabras. “Cómo no vamos a saber de qué lado están los señores de la Cámara de Comercio, si desde la Huelga del 21 vienen manifestándose en contra de los trabajadores. Son ellos los vándalos, que generan violencia remarcando precios indiscriminadamente, rapiñando hasta el último centavo del sueldo de los trabajadores”, pidiendo además que soliciten a los supermercadistas que bajen los precios. “Están enojados porque el intendente Cantín había preparado con Cruces el pago a proveedores con la plata de los trabajadores, pero nos aparecimos con un piquete y tuvieron que depositarnos el dinero de la ayuda escolar que hacía días nos habían prometido”, expresó el dirigente gremial.

“Están preocupados porque se ensucia la ciudad. Se los hemos dicho hasta el cansancio, la ciudad se deteriora porque no tenemos herramientas y ellos siguen en una fiesta en que no participan los trabajadores”, dijo.

Finalmente, Mansilla expresó: “Qué podríamos decir de Grasso (Pablo Grasso, presidente del Consejo Deliberante de Río Gallegos) que no se sepa, ha caído en desgracia, ha perdido las internas de su partido y hoy quiere tomar aire a costa de los municipales”. Esto en relación a las denuncias públicas que hiciera la referente del SOEM, Silvia D’andrea, cuando dio a conocer que “ofrecieron una valija llena de dinero a la dirigencia del gremio para levantar los paros”.

Comentá la nota