Municipales se plantaron en el Centro Cívico y no hubo actividad durante gran parte del día

Municipales se plantaron en el Centro Cívico y no hubo actividad durante gran parte del día

“LE VAMOS A TORCER EL BRAZO, LA MANO Y LOS DEDOS” - La conducción del Soyem propuso darle tiempo al Ejecutivo para que mejore su oferta, pero los trabajadores exigieron ayer que haya una respuesta al reclamo de un plus de 2 mil pesos. El Gobierno rechazó asistir a la asamblea, e insistió en negociar en la Delegación de Trabajo. Los municipales decidieron estar hasta las 15 en el Centro Cívico a la espera de una respuesta. "Le vamos a torcer el brazo, la mano y los dedos a la Intendenta", dijo el Secretario General del gremio.

Los trabajadores municipales realizaron una demostración de fuerza, y permanecieron en asamblea en el Centro Cívico, hasta las 15 de ayer, a la espera de una repuesta del Gobierno. El Ejecutivo, por su parte, rechaza llegar a un acuerdo en ese ámbito, insiste que se trata de una "medida de fuerza encubierta", y exige que la negociación se lleve a una “mesa de diálogo” en la Secretaría de Trabajo, para lo que solicitará el llamado a una conciliación obligatoria. 

Concretamente, el gremio Soyem pide una suma fija no remunerativa de 2 mil pesos para lo que queda del año, ante las modificaciones de variables económicas a nivel nacional. Ante la falta de respuesta, reclamaron la presencia de la Intendenta María Eugenia Martini, quien no concurrió al Centro Cívico. 

Los trabajadores se reunieron en asamblea a primera hora de ayer, lo que motivó la suspensión de prestación de algunos servicios y el "malestar de contribuyentes y vecinos", según se interpretó desde el Gobierno. 

La elección de la hora y el lugar (Centro Cívico) de la asamblea, fue interpretado por el Ejecutivo como una “medida de fuerza encubierta”, pero la Secretaría de Trabajo aún no intervino ante ese cuestionamiento formalizado por el Gobierno. 

Luego de ratificar la intención de obtener el plus de 2 mil pesos, la conducción del gremio Soyem y algunos trabajadores mantuvieron una breve reunión con los Secretarios de Gobierno, Hacienda, y el Asesor letrado del Ejecutivo. La Jefa Comunal “siguió minuto a minuto” el resultado del encuentro, “y las decisiones se tomaron bajo su encuadre y directiva”, confió el secretario de Gobierno, Daniel Natopf, habitual interlocutor entre el Gobierno y el sindicato. 

Antes de definir permanecer en el Centro Cívico hasta las 15 de ayer, los ánimos de los trabajadores se mostraron caldeados porque la Intendenta “no muestra la cara. Ella dice que no le vamos a torcer el brazo, pero le vamos a torcer el brazo, la mano y los dedos”, despotricó el Secretario General del Soyem, Germán González, quien además criticó que a Martini “el poder le movió las neuronas hacia el lado de la soberbia, y se rodeó de vagos e incapaces”, disparó, en especial alusión al grupo de letrados del Ejecutivo, recientemente ampliado. 

González, incluso, anticipó que al Gobierno “se le vence el plazo para el pase a planta de más de 500 compañeros”. Y fijó la caducidad de ese lapso: el 31 de este mes. 

El momento de mayor tensión se vivió en el seno de la asamblea, cuando la conducción se vio desbordada al intentar alinearse con el pedido de “tiempo” del Ejecutivo para una respuesta. Miembros de la conducción anterior del sindicato, tomaron las riendas y propusieron permanecer en el Centro Cívico, hasta obtener una respuesta. La moción fue aclamada por los trabajadores. 

Ante la aceptación de esa propuesta por parte de los empleados municipales, la actual dirigencia del Soyem, definió plantarse en la plaza del Centro Cívico, hasta las 15. 

Los trabajadores, confiaron que el Gobierno contraofertó un plus de mil pesos, pero la propuesta fue rechazada, aseveraron. El secretario de Gobierno negó ese dato, y aseguró que “siempre ofrecimos tratar el tema en una mesa de diálogo, con un tercero”, en alusión al ámbito de la Secretaría de Trabajo. 

Natapof insistió en que debe quedar “evidenciado” que el proceder del gremio y los trabajadores “es una medida de fuerza encubierta, sin sentido, y sin el menor asidero”. 

En ese sentido, recordó que el diálogo para las paritarias “anuales” de vigencia para 2014, se iniciaron en octubre de 2013, y fue un acuerdo “ejemplar, reconocido por el gremio y los trabajadores, en un contexto de regularización de horas extra y de las condiciones laborales en general. Fue en un marco de 'logros', de clara regularización de los trabajadores”, planteó el Secretario de Gobierno. 

Ahora, “están pidiendo un plus en un contexto regular, en el que no hay crisis ni de pago, ni en las condiciones laborales, y con un diálogo permanente. Tomar una medida de fuerza en este contexto, es intentar forzar al Gobierno (para que acepte la exigencia) y es inadecuado”, sostuvo. 

Natapof es el nexo directo con el Gremio desde febrero de 2013 y, recientemente, tuvo un altercado con su conducción, por la emisión “desmedida” de licencias gremiales. 

El secretario de Gobierno transparentó que “hoy (por ayer) iremos a la Secretaría de Trabajo, para mostrar que esto es una medida de fuerza, y solicitaremos una convocatoria a conciliación obligatoria”, concluyó. 

Mientras tanto, diversas prestaciones de la comuna estuvieron paralizadas –entre ellos el servicio de recolección de residuos- y el Centro Cívico permaneció colmado de municipales con sus uniformes de trabajo.

Comentá la nota