Municipales de Plottier retrocedieron con la toma

Fue ayer a la madrugada, luego de que la Justicia ordenara desalojarlos con efectivos de la Policía.
En el edificio de la comuna había alrededor de 15 trabajadores que optaron por irse sin resistencia.

Plottier > Los trabajadores municipales agremiados a ATE que mantenían ocupada una oficina de la Municipalidad de Plottier fueron desalojados en la madrugada de ayer por un grupo especial de la Policía tras una orden judicial. El grupo de gremialistas se apostó en la plaza y quemó cubiertas durante la mañana en señal de protesta, mientras los uniformados vallaban el ingreso al municipio y lo custodiaban sobre la avenida San Martín, que estuvo cortada al tránsito vehicular.

El intendente Andrés Peressini realizó una conferencia de prensa donde sostuvo que "las puertas del diálogo nunca se cerraron", pero remarcó que no va a contestar agresiones por parte de los dirigentes gremiales. Hoy al mediodía tendrán una nueva reunión de conciliación en la Subsecretaría de Trabajo.

"Lo que sí nos preocupa es la comunicación interna de ATE. Lo que sucede y se acuerda en las reuniones no les llega a las bases, se distorsiona en el camino", expresó el jefe comunal.

En tanto el secretario de Gobierno, Gerardo Cugliandolo, explicó que el aumento que se ofreció a los municipales fue del 25 por ciento y que afectó de diferente manera al escalafón. Consistió entre 700 y 800 pesos, más un aumento del 100 por ciento en refrigerio y viáticos.

Esa última propuesta fue aceptada por los gremios UPCN y UOEM, los de mayor y menor representación en cantidad de afiliados, mientras que ATE la rechazó y fue al paro.

Según explicó el funcionario, ATE sólo representa a 270 personas mientras que los otros gremios tienen, en conjunto, alrededor de 400 afiliados.

"El intendente estuvo dos veces privado de su libertad porque no lo dejaban salir del municipio; hay insultos y maltrato; eso es un intento desestabilizador y es un conflicto 100 por ciento político de un grupo que no acepta que nos toca administrar a nosotros", señaló Cugliandolo.

Al mediodía, frente a la Municipalidad había un gran vallado, varias cubiertas quemadas y una veintena de manifestantes en la plaza.

Alejandro Paris, de ATE, explicó que a las 4.30 de la madrugada de ayer llegó la Policía al edificio, rompió la puerta del salón donde estaban y los instó a que se fueran.

"Cuando quisimos salir notamos que había más policías del otro lado; estábamos rodeados, eran como 50 y nosotros 15. El comisario nos mostró la orden de desalojo del juez y juntamos nuestras cosas y nos fuimos", dijo Paris.

Por la tarde, el Concejo Deliberante convocó a una reunión extraordinaria para intentar mediar en la situación.

Comentá la nota