Los municipales podrían parar y movilizar mañana si Bertellys no da a conocer las escalas salariales

Los municipales podrían parar y movilizar mañana si Bertellys no da a conocer las escalas salariales

El secretario Adjunto del STMA -a cargo de la secretaría General-, Luciano Varela, informó que el lunes podrían llegar a realizar un paro y movilizar al Concejo donde el Intendente dará su discurso de apertura de sesiones ordinarias.

Así lo dijo el dirigente del STMA, Luciano Varela. Según explicó, el Intendente no ha elevado al Concejo Deliberante las nuevas escalas salariales de los trabajadores, por lo que ha creado la incertidumbre de si están respetando el acuerdo firmado el 4 de marzo pasado. Indicó que hace días que las están solicitando, pero no logran hacerse con ellas. “Si el Intendente no tiene nada que esconder, debe entregarlas”, sostuvo.

Al alerta y movilización declarado esta semana por el Sindicato de Trabajadores Municipales de Azul -STMA- se le suma ahora la posibilidad de un paro general mañana lunes. Sucede que, según explicó el secretario Adjunto de ese gremio -a cargo de la Secretaría General- Luciano Varela, el intendente Hernán Bertellys aún no elevó al Concejo Deliberante las tres escalas salariales de los trabajadores para este año. Así, sostuvo que no saben si el Ejecutivo respetó el acuerdo firmado a principio de marzo que estableció un incremento salarial del 34 por ciento en tres tramos.

El dirigente comentó que el viernes se presentaron en la delegación local del Ministerio de Trabajo advirtiendo la situación y dijo que si el lunes no les entregan las escalas, declararán un paro y movilizarán al Concejo Deliberante, donde ese día Bertellys brindará el discurso de apertura de sesiones ordinarias.

Consideró que es una falta de respeto a los trabajadores generar la incertidumbre de no saber qué van a cobrar y advirtió que “si el Intendente no tiene nada que esconder, debe entregar las escalas”.

También se refirió al acuerdo por el riesgo hospitalario -que pasará a figurar en el recibo de sueldo, aunque no en el básico- y el pedido para que se reglamente el pase a planta permanente de los trabajadores, de acuerdo a lo que se había acordado.

Por otra parte, y como dato al margen, en un tramo de la nota con este diario Varela llamó “Intendente” a Alejandro Vieyra, ya que según entendió es el ideólogo de muchas de las medidas que se toman. Además, hizo referencia a los asesores contratados por el municipio, haciendo eje en Carlos Donadini.

“Falta de respeto”

Luego de que el 4 de marzo el Ejecutivo y los gremios firmaran el acuerdo salarial al que arribaron -un 34 por ciento en tres tramos, más 500 pesos-, el Intendente debía a los dos o tres días a lo sumo, elevar las escalas con los nuevos valores de los módulos al Concejo Deliberante para que se anexen al Presupuesto 2016.

Pero esto aún no sucedió. Al respecto, Varela sostuvo que “es muy grave que el Intendente no haya mandando aún las escalas al Concejo” y luego explicó que “el aumento de los sueldos es sobre el valor del módulo. Cada trabajador, según la categoría que tenga, tiene una determinada cantidad de módulos y en base a eso cobra. El Intendente tiene la obligación de hacer las nuevas escalas salariales, en este caso son tres porque el aumento se dio en tres veces, y subirlas al Concejo para que se anexen al presupuesto y además para nosotros tener la seguridad que los aumentos y los módulos se van a respetar”.

Advirtió inmediatamente que “estamos a punto de cobrar uno de los aumentos y todavía no tenemos las escalas, así que no tenemos la seguridad que están sacando bien las cuentas. Es una falta de respeto”.

Consultado si cobrarán este mes el incremento, ya que en las últimas horas trascendió que no se liquidaría el primer tramo del 18 por ciento acordado más 500 pesos de suma fija, dijo que “sí lo vamos a cobrar porque calculo que los empleados que tienen a cargo la liquidación de los sueldos nos hubiesen avisado que no está, porque ellos también lo cobran”.

Sobre por qué cree que no se han entregado esas escalas, apuntó que “en realidad no entiendo por qué el Intendente genera estos problemas, faltándole el respeto a los trabajadores y dejándolos en esta inquietud tan grande. Ahora genera esta incertidumbre porque no sabemos si el aumento está bien o mal calculado”.

Posible paro y movilización

Comentó que ante esta situación, el viernes presentaron en la delegación local del Ministerio de Trabajo el acta acuerdo que firmaron con el Ejecutivo en marzo “para que esté en conocimiento de lo que acordamos”, donde figura el valor de los módulos y su variación. “Si el Intendente no tiene nada que esconder, debe entregar las escalas salariales”, añadió.

A su vez, indicó que el viernes “estuve desde las 9 de la mañana hasta las 4 de la tarde esperando porque me habían dicho que me las entregaban, pero no lo hicieron. Es una falta de respeto a los trabajadores. Es más, a Inza se le puede criticar todo, pero se acordaba un aumento y a los tres días subía la escala al Concejo, y Duclós también”.

En ese marco, Varela sostuvo que si el lunes logran hacerse con esa documentación y los cálculos están bien hechos, “se termina el tema”. Pero si por el contrario, llegadas las 9,30 aún no la consiguieron, “declaramos el paro y movilizaremos al veredón municipal. Si en el único lugar donde podemos encontrar al Intendente es en la apertura de sesiones -que será el lunes a la mañana en el Concejo Deliberante-, ahí iremos”. Por lo pronto, en estos días siguen en alerta y movilización.

Paralelamente, el dirigente advirtió que “el aumento salarial es para todos los trabajadores, lo sacamos entre todos y el pase a planta también, sin embargo me llama mucho la atención cómo brillan por su ausencia los otros dos gremios”, en referencial al SOEMPA y a ATE.

En ese aspecto, añadió que “ninguno de esos gremios pidió nada. Los únicos que nos estamos haciendo presentes para reclamar somos nosotros. Tendríamos que estar todos pidiendo la escala para ver si realmente el acuerdo está homologado o no. Pero no, sólo estamos nosotros”.

Funcionarios y asesores

Por otro lado, consultado respecto de los sueldos de los funcionarios, dijo que “sé que es una barbaridad la plata que están gastando con algunos funcionarios, no se vio en ninguna gestión y siguen ingresando”.

Añadió que “incluso hicieron un nombramiento ilegal, el de Donadini (Carlos, ex director de Control Urbano, ahora asesor de Seguridad). Tiene asesores por todos lados para que puedan cobrar doble sueldo. Es una barbaridad”.

Consultado por qué es “ilegal” el nombramiento de Donadini, explicó que para que alguien sea asesor se hace una locación por servicio, se lo contrata como monotributista y es como un proveedor. Así, “Donadini, al ser asesor, no puede tener gente a cargo”, sin embargo la tiene.

Cabe recordar que el comisario dejó la Dirección de Control Urbano porque como jubilado de Provincia no podía cobrar el sueldo como funcionario comunal. Por esto, el 19 de marzo luego de una reunión con el intendente Hernán Bertellys y el secretario de Gobierno Alejandro Vieyra, firmó un contrato como asesor. En ese momento, fuentes consultadas por este diario indicaron que seguirá teniendo a su cargo la cuestión operativa, mientras que Ezequiel Merlino -subsecretario de Protección Ciudadana y Habilitaciones- sería el responsable administrativo del área. Semanas después, Merlino también dejó ese cargo y, llamativamente, pasó a ser asesor aunque no se sabe aún de qué.

“Nunca se vieron estas cosas. El ahora tiene una locación de servicio y sin embargo estuvo a cargo del operativo durante el encuentro de motos. No puede tener gente a cargo”, sostuvo y añadió que “además, para poner un asesor se debe llamar a concurso, cosa que con Donadini no se hizo. Es totalmente ilegal”.

Por último, marcó como una contradicción que el Ejecutivo siga nombrando funcionarios y asesores y que “después quieran justificar que están juntando hasta el último centavo para pagar el sueldo de los trabajadores. Se contradicen”.

EL RIESGO HOSPITALARIO, AL RECIBO DE SUELDO

Según indicó Luciano Varela, la único positivo de la reunión que el viernes mantuvo con el subsecretario de Legal y Técnica, José González Hueso, fue lo acordado en concepto de riesgo hospitalario, que se pagaba cada mes -aunque con retraso- por fuera del sueldo, como suma extra.

“Nuestro sindicato fue el que propuso el pago del riesgo hace unos años y lo logró. Ahora conseguimos mejorarlo”, sostuvo, para luego explicar que “siguen siendo 500 pesos, no mejoramos el monto pero sí a partir de este año se ingresa al recibo de sueldo y el acuerdo no tiene fecha de vencimiento como antes, es decir que es para siempre”.

En ese marco, indicó que esa suma va a aumentar cada año según los acuerdos salariales que se logren y que “eso implica que los empleados de los hospitales y de los centros de atención primaria lo van a tener para siempre”.

Advirtió que será retroactivo a enero, ya que ese mes, febrero y marzo no lo habían pagado. En cuanto a ese cobro, dijo que “van a buscar alguna fecha de abril para pagarlo”.

El dirigente dijo que en el decreto en el que se incorporaron estas modificaciones, también se establece que “cuando alguien falta con causa justificada, no se pierda como pasaba antes”.

Estos cambios habían sido presentados por el STMA en diciembre del año pasado, “lo que pasa es que el Ejecutivo se tomó todos estos meses para analizarlo”.

LA REGLAMENTACIÓN DEL PASE A PLANTA

En otro tramo de la nota, Luciano Varela indicó que cuando en marzo se firmó el acuerdo salarial, incluía además la incorporación a planta permanente de 150 trabajadores. Según dijo, esto aún no se reglamentó.

Por esto, señaló que el viernes “cuando nos reunimos con González Hueso le pedimos que la reglamente, porque en el acuerdo quedó muy bien, pero no se sabe cómo se va a hacer, ni dónde ni cuando. Por eso le dijimos que hable con el intendente Alejandro Vieyra y le pregunte cómo se va a hacer”.

Antes de proseguir con el tema, y sin poder dejar pasar el por qué llama “intendente” a Vieyra (secretario de Gobierno), sostuvo que “González Hueso mismo lo dice. Le consulta todo a Vieyra, no a Bertellys”.

Más allá de esa consideración, y volviendo al pase a planta, consultado por qué 150 trabajadores, apuntó que “fue el número que se arregló”, y ante la pregunta de si pasarán por antigüedad, señaló que “no sé si va a ser por antigüedad, no se sabe eso todavía. Puede ser una de las formas”.

Añadió que “lo que estamos pidiendo es que se reglamente. El Convenio Colectivo de Trabajo que firmamos establece que el Intendente tiene tres años para dejar el 15 por ciento del personal contratado y el 85 de planta”.

Sobre si tienen una lista con quiénes tendrían que pasar, teniendo en cuenta que siempre se ha criticado que el gremio que ahora conduce ha buscado que pasen a planta sólo sus afiliados, dijo que “tenemos armada una lista. Si vamos a una pelea por el pase y nos acompañan 100 personas de nuestro gremio, obviamente nosotros en una lista vamos a respetar a nuestros afiliados porque son los que están pelando y los que nos pagan la cuota (sindical). Obviamente tienen que pasar todos, pero la mayoría es nuestra porque tenemos 800 afiliados”.

Por otra parte, también solicitó que se instrumente la Junta de Calificaciones, Ascensos, Disciplina y Médica, según lo establece el Convenio Colectivo firmado hace pocas semanas.

Comentá la nota