Municipales rechazaron suba del 22 por ciento y crece la tensión con el Ejecutivo echeverriano

Habían pedido un 30 por ciento de aumento salarial, pero la contraoferta también tiene estipulado un incremento escalonado hasta diciembre. Ahora esperarán hasta el lunes para que “mejoren la oferta”, sino iniciarán con un plan de lucha
A pesar de haber recibido con buenos augurios el llamado al diálogo por parte del Ejecutivo, el Sindicato de Trabajadores Municipales de Esteban Echeverría (STMEE) rechazó la contraoferta salarial que recibieron –un 22 por ciento escalonado- y este lunes definiría un plan de lucha.

Es que el gremio, durante la reunión que mantuvieron con la secretaria de Gobierno, Fabiana Bertino la semana pasada, había reclamado un 30 por ciento de aumento en los haberes, además de otra batería de beneficios, como disponer de ascensos, antigüedad –quitada desde el 2008-, y la inclusión de pagos por fuera del sueldo al básico.

Si bien esos puntos no fueron prioritarios para el Ejecutivo, con el correr de la charla lograron que en cuanto a los ascensos se analicen casos puntuales para personal que no forma parte de la planta permanente, el cual se llevaría a cabo el 3 de mayo próximo.

Pero el problema principal surgió por porcentaje de la suba, ya que la funcionaria les confió que el Municipio estaba en condiciones de acordar una suba escalonada, con un 8 por ciento en abril y la última parte en diciembre.

“En la charla se discutió la posición del gremio y le dijimos que para nosotros es insuficiente. Saben que no queremos que esto termine en un conflicto y queremos una mejor oferta. Ahora le pedimos a los referentes de nuestra asociación (por la FESIMUBO) que hablen con (el intendente) Fernando Gray porque estamos tratando de evitar todo tipo de conflicto”, le explicó a este medio el titular del STMEE, Adrián Gouín.

De esta manera y a pesar de que esta semana transcurrió con total normalidad entre gremio y Ejecutivo, los fantasmas del conflicto volvieron a agitar el escenario echeverriano, donde desde años anteriores fue protagonista con marchas, tomas del Palacio Municipal, paros y despido de trabajadores.

“Nosotros no queremos que se rompa el diálogo y queremos que mejoren la oferta para seguir negociando. Pero si el lunes no la hay, vamos a llamar a una asamblea general y seguramente vamos a iniciar un plan de lucha para reclamar lo que nos corresponde”, lanzó Gouín.

Comentá la nota