Los municipales resuelven hoy si acatan la conciliación

La Intendencia retoma hoy su actividad con ritmo febril luego de tres días de paro de los trabajadores en rechazo a la propuesta de aumento salarial.
En ese marco, mientras comienzan a remontarse los miles de trámites y consultas médicas interrumpidos, todas las miradas estarán dirigidas a la reunión que tendrán esta mañana en la ciudad de Santa Fe los dirigentes municipales de toda la provincia. En el encuentro deberán resolver un aspecto clave: si aceptan o rechazan la conciliación obligatoria dispuesta por el Ministerio de Trabajo provincial en busca de una tregua.

A partir de la resolución que adopte el plenario de la Federación Santafesina de Trabajadores Municipales (Festram), se delinearán los pasos a seguir en el conflicto. Una posibilidad es que los empleados acaten la conciliación y sigan negociando en el ámbito de la cartera laboral. Otra, que la acepten y regresen a la discusión paritaria con los representantes de las comunas. O pueden rechazarla y definir la continuidad de medidas de fuerza.

"El interés de ambas partes es continuar con la negociación y encontrar un acuerdo salarial que no puede ir más allá de la liquidación de sueldos de marzo", evaluó Claudio Leoni, titular de la Festram.

La conciliación obligatoria fue dispuesta el miércoles pasado por Trabajo para retrotraer el conflicto al estado previo a las medidas de acción directa.

La Festram resolverá si acata o no la medida en un encuentro de los 42 sindicatos que la integran, previsto para las 10 en la sede gremial de Santa Fe.

"Vamos a llevar adelante la estrategia que decida el plenario. Hasta ahora no hubo cambios en nuestra posición: históricamente la Festram acató la conciliación y no hacerlo sería desconocer una herramienta que valoramos. Pero nunca había sido resuelta de manera unilateral, como lo hicieron en este caso los intendentes", consideró Leoni.

En ese sentido, destacó que la medida se aplicó con un "cambio de metodología" y esto podría modificar la posición histórica de los gremios. "Los intendentes no notificaron que iban a irse de la paritaria, fueron al ministerio con la clara intención de levantar los paros y pidieron la conciliación sin una audiencia previa", enumeró. El gremialista aclaró que, por razones de estatuto, la Festram no podía expedirse sin una reunión previa de sus integrantes.

Los referentes sindicales llegarán al plenario precedidos por los paros del miércoles, jueves y viernes pasados, con altísimo acatamiento en Rosario. El clima será de tensión luego de que intendentes de otras ciudades, en las que se resintió la recolección de residuos, anunciaran que descontarán los días de huelga.

El paro fue en rechazo a la última oferta de un aumento de un 23 por ciento a percibir en etapas entre marzo y agosto. Por el momento, aclaró Leoni, no están resueltas nuevas medidas de fuerza.

"La expectativa está puesta en el plenario y en la reunión convocada por Trabajo (mañana , a las 13)", dijo, por su parte, el secretario de Gobierno municipal, Fernando Asegurado.

El funcionario indicó que el sábado se retomó el control de tránsito y que hoy serán prioridad el mantenimiento de espacios verdes y la reprogramación de cerca de 6 mil turnos médicos y unos 12 mil trámites.

Comentá la nota