Municipales le salen al cruce a intendentes K: “Los trabajadores ya cedieron mucho”

Municipales le salen al cruce a intendentes K: “Los trabajadores ya cedieron mucho”

Hernán Doval, diputado del FpV y secretario adjunto de FESIMUBO, aseguró que el proyecto “respeta la autonomía municipal” y dijo que hay intendentes “mal informados”. Consideró que eliminar el marco de las paritarias es “anular su espíritu".

Desde la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (FESIMUBO) salieron hoy a rechazar la férrea oposición de intendentes nucleados en la Federación Argentina de Municipios (FAM) contra el proyecto aprobado en la Cámara de Diputados, que promueve un nuevo estatuto de trabajadores municipales con un marco para la realización de paritarias.

En diálogo con INFOCIELO, Hernán Doval, autor del proyecto original y secretario adjunto de FESIMUBO estimó que pueden haber muchos jefes comunales “mal informados”, y ratificó que la iniciativa no afecta la autonomía municipal, ni condiciona la “gobernabilidad ni los presupuestos de los municipios”.

“Me parece que hay intendentes mal informados, hay quienes se quedaron con el primer proyecto, sin contemplar todas las modificaciones. Intendentes nos han mandado modificaciones incluso al proyecto de ley, que hemos tenido en cuenta”, aseguró.

Como adelantó este portal, el titular de la FAM en la Provincia, Alberto Descalzo, junto a una delegación de intendentes se opuso ayer a un marco provincial para los diferentes estatutos municipales y consignó que la iniciativa en discusión contradice el principio de autonomía municipal, defendido por la Suprema Corte de Justicia bonaerense.

“Decir que la paritaria la pueda definir cada distrito es lo mismo que no haya paritarias y no creo que pueda haber consenso”, dijo a este portal Doval, que remarcó que el proyecto de "Relaciones Laborales y Negociaciones Colectivas para los Municipales “respeta la autonomía municipal”.

En ese sentido, el diputado, también del Frente para la Victoria, sostuvo que “todos los sectores tienen que ceder un poco. Los trabajadores municipales ya cedieron mucho pensado en los municipios respecto del proyecto original”.

La declaración viene a raíz de las modificaciones que recibió el proyecto original para facilitar su aprobación en la Cámara de Diputados, como la eliminación de un marco provincial de paritarias para definir un piso salarial para los distritos, o el tope original del 10% de contratados, que luego cambió a un 20%, pero en el régimen supletorio.

“Este proyecto no pone en riesgo la gobernabilidad ni los presupuestos municipales. Cuando se sienten a la paritaria, los intendentes sabrán cuánto es lo que pueden discutir. No se puede observar sólo el lado de los trabajadores ni tampoco sólo el del empleador”, apuntó Doval.

En ese sentido, Doval rechazó las afirmaciones de jefes comunales que señalaron que la elevación del tope a contratados significa un aumento de recursos. “El tope del 20% está en el régimen supletorio en función de lo que dictaminó la Suprema Corte de Justicia bonaerense sobre la autonomía municipal, y rige sólo si no los municipios no hacen una ordenanza al respecto; cubre un vacío legal”.

En esa línea, el secretario adjunto de FESIMUBO opinó que la plante de contratados lo que hace es “actuar como disciplinamiento político”. “Este personal está cautivo del gobierno de turno, y no hay concepto por el que aumente se aumente el presupuesto su efectivización. Hoy se le paga obra social y los aportes jubilatorios, a pesar de que estén registrados como mensualizados”.

Para el legislador, eliminar las paritarias del proyecto, que trata ahora el Senado, significa “anular el espíritu”. “El nudo del proyecto es formalizar la paritaria como herramienta de discusión”, remarcó.

Rechazo de intendentes

“No puede haber un parámetro provincial con 135 realidades distintas. Queremos que se respete la autonomía municipal. Aún muchos distritos, a pesar de ser vecinos, son distintos en su conformación, y en su presupuesto”, dijo el intendente K de General Pinto, Alexis Guerrera.

Por su parte, el mandamás K de Florentino Ameghino, Francisco Irribarren, sostuvo que el proyecto aprobado “desconoce las ordenanzas municipales por las que se establece el sueldo año a año”. “Nos mete en una negociación sugerente colectiva en base a un consejo consultivo provincial que escapa a la realidad de cada municipio”, dijo el jefe comunal, pese a que la figura de ese órgano es “no vinculante”.

No obstante, el rechazo de los intendentes kirchneristas es tajante, y coincide con el planteo que hicieron antes de la aprobación en la Cámara de Diputados jefes comunales del Frente Renovador, que defendían las convenciones colectivas con municipales sólo reguladas mediante ordenanzas.

Comentá la nota