Municipales suman 30,9% y les queda un trimestre más

Municipales suman 30,9% y les queda un trimestre más

Mestre y Daniele cerraron suba del 10% para julio-septiembre, por pagar en dos tramos. Casi no hubo conflicto, pero se potencia la presión sobre una caja municipal en baja.

En una negociación que sorprendió por lo expeditiva que resultó y también porque no motorizó medidas de fuerza gremiales (como es usual), la Municipalidad de Córdoba y el Suoem acordaron un aumento salarial del 10 por ciento para los municipales.

La suba se otorgará en dos tramos: siete por ciento en agosto y tres por ciento en septiembre, con lo cual tendrá vigencia sólo hasta fines de ese mes.

Así, se confirma el anticipo que este diario dio el pasado lunes, respecto de que el gremio liderado por Rubén Daniele pretendía achicar de seis a tres meses el período de vigencia de los acuerdos paritarios parciales, con el argumento de lo difícil que es mensurar –y sobre todo proyectar– la inflación.

Este 10 por ciento que recibirán los municipales (las planillas para cargar los primero siete puntos cierran el próximo jueves) se suman al 18,8 ya logrado en el primer semestre, con lo cual totalizarán un acumulado para los primeros nueves meses del año del 30,92 por ciento.

A esa cifra se llega considerando todos los aumentos concedidos en forma acumulativa.

“Con esta mejora hemos alcanzado a la inflación”, evaluó Daniele, blanqueando que el objetivo inicial del gremio era recuperar los puntos que habían cedido con el 18,8 del primer semestre, frente a la disparada que registró el costo de vida, que según el IPC Córdoba fue del 23 por ciento.

De aquí en más, frente al escenario de incertidumbre imperante, el gremio prefiere andar con pies de plomo y sentarse de nuevo con el Ejecutivo a fines de septiembre para seguir de cerca la evolución de precios y salarios.

Por el lado del Ejecutivo, cuenta a favor que esta nueva paritaria trimestral no tuvo daños colaterales en términos de protestas gremiales; que logró fraccionar el 10 por ciento en dos tramos; y que, a ojos vista, está “recuperando” en el bolsillo de sus agentes parte del daño inflacionario.

De todos modos, asume compromisos complicados de honrar con la recaudación en baja.

En el primer semestre sus ingresos crecieron nominalmente un 32,7 por ciento, mientras que la inflación interanual trepó al 41 por ciento.

Y también sigue engordando la mochila más pesada entre los gastos: ya entre enero y junio la planilla salarial había crecido un 36,4 por ciento e insumía seis de cada 10 pesos ingresados al mu­nicipio.

Ese porcentual refuerza el consabido dato de que la erogaciones por conceptos salariales exceden largamente el alcance de la paritaria en sí.

Es que miles de agentes municipales cobran horas extras, bonificaciones y extensiones de jornada, que echan nafta a la hoguera del gasto salarial.

La nueva planilla

El nivel de secretarios de gabinete y concejales de la ciudad tiene hoy un salario bruto de 78.111 pesos, que, con las subas acumulativas del siete y tres por ciento, se irá en septiembre a 86.085 pesos, aproximadamente. Considerando que entre descuentos de ley, impuestos y otros códigos les retienen un 42 por ciento, de bolsillo les quedarán unos 50 mil pesos.

Coment� la nota