Municipales toman como "una joda" el descuento de $80 a funcionarios

El titular del sindicato municipal de Concepción del Uruguay definió de esa manera la aplicación de la ordenanza de reducción salarial a funcionarios. Contrastó la medida con el sueldo de los empleados y el incumplimiento de un convenio.

Los empleados municipales de Concepción del Uruguay se declararon en estado de asamblea permanente tras denunciar incumplimientos por parte del Ejecutivo respecto del acuerdo salarial firmado en el mes de abril que establece un incremento salarial del 35 por ciento.

En diálogo con Radio F5, el titular de la Asociación de Obreros y Empleados Municipales (AOEM), Mario Barberán, denunció que no se cumple “casi ningún punto” y recordó que en abril comenzaron a cobrar un remunerativo no bonificable de 350 pesos aunque resaltó que “se debería estar pasando al básico pero no se hace”.

Asimismo, advirtió que “la comisión de vivienda no ha sido atendida, a pesar de que le entregamos un petitorio en mano al señor gobernador y tampoco nos dio respuesta. No se atendió a los jubilados que recién después de 90 días pudieron cobrar, tenemos la situación de la carrera administrativa de los municipales que deberían ascender en agosto y no va a suceder. Tenemos problemas muy marcados en higiene y seguridad laboral, en lugares paradigmáticos en donde les falta todo, desde guantes hasta camiones que están atados con alambre. Los trabajadores arriesgan su vida para lograr el objetivo de trabajo, estamos casi al límite y la situación esta lejos de mejorarse. El municipio no ha hecho anda en estos meses, no hay políticas tributarias, sociales ni de diálogo”.

Retomando el conflicto por el acuerdo salarial, el ex candidato a intendente del Frente entrerriano federal (FEF) sostuvo que en abril firmamos un acta convenio y los plazos y el acta están vencidos. La gente se ha cansado, si hubiese sido el personal el que no cumple con su parte del convenio, hubiese sido sancionado o apercibido y sin embargo no ha sido así. Acá no cumplió la parte patronal, nosotros estamos haciendo lo que tenemos que hacer, siempre priorizando el diálogo pero es una situación que ya está en la puerta del conflicto”.

Descuentos: “es una joda”

Con esas palabras definió el gremialista la puesta en vigencia de la ordenanza municipal que prevé un descuento en los gastos de representación para los funcionarios equivalente al 10 por ciento del sueldo básico. Sin embargo, el ajuste que sufrieron con los haberes de junio fue de sólo 80 pesos. Según explicaron desde el Municipio, el monto se debe a que la quita fue proporcional a los últimos ocho días del mes desde que se promulgó la ordenanza.

“Es lo mas parecido a una joda, hay funcionarios que cobran 9.000 pesos y no le conoces la cara, no sabes donde trabajan ni cuales son sus horarios y se le reducen en 80 pesos sus haberes. De esos funcionarios hay más de 100, y el empleado municipal promedio de 20 años de edad, cobra 3.500 pesos de bolsillo. Hay una diferencia notable entre las partes, y si se tenía otra intención esa ordenanza ha quedado muy descontextualizada”, cuestionó.

Estudian medidas de fuerza

Respecto a los próximos pasos en el conflicto por el convenio con el municipio, Barberán afirmó: “no descartamos ninguna medida, tratamos de que el movimiento obrero sea atendido a través de la mesa de diálogo pero si el municipio sigue con esta forma de manejarse, nosotros ejecutaremos el convenio. A través de una asamblea que se puede dar los últimos días de esta semana, se decidirán las medidas de acción directa”.

Comentá la nota