Los municipales vuelven a marchar el lunes

Este lunes, los municipales realizarán su segunda marcha hasta el Palacio Municipal y reiterarán sus pretensiones salariales del 35 por ciento de aumento y sin escalonamientos tan extendidos como ofreció el Ejecutivo en su última oferta.
La nueva movilización está prevista para las 18 y al igual que la primera unirá la sede del Sindicato con el Palacio Municipal. Los organizadores prevén una concurrencia mayor por el tiempo de organización que resta hasta esa fecha. La última marcha reunió a unos 600 trabajadores.

Ese número satisfizo a la conducción gremial. “Es lo que esperábamos teniendo en cuenta que se realizó con un solo día hábil de programación y sin pasar a relevar todas las áreas”, señalaron. “Esta semana será más programada”, añadieron.

Para la organización, más allá del número de convocados, lo más importante fue “la adhesión de compañeros de todas las áreas y eso implica un salto cualitativo importante ya que había compañeros de lugares muy reticentes a este tipo de medidas”. Así se referían a la presencia de empleados que se desempeñan en el Palacio Municipal, juzgados y algunas áreas del Hospital.

“En ese sentido, tenemos un saldo altamente positivo y por eso creemos que la próxima marcha será más concurrida aun”, remarcaron.

“Tenemos tiempo de trabajar un poco más en la organización, en la concientización. En la semana tendremos más de una charla con algunas áreas que estaban a favor de aceptar la propuesta que la mayoría rechazó. Y creo que, como siempre, van a apoyar la movilización”, anticiparon extraoficialmente desde el Sindicato.

El sector más duro de la movilización y del posible paro de actividades a futuro estaría conformado por el Hospital (Orientación, Laboratorio, Mantenimiento, Enfermería del Hospital de Niños, y Quirófano), Cementerio, Vialidad, Bromatología, Legales, Obras Públicas y algo de los que funciona en el ex Banco Hipotecario (Rentas y Economía).

El Sindicato evitará “fotos” con el Ejecutivo que sirvan al Gobierno local para difundir la idea de que tienen ánimo de negociar y llegar a un acuerdo pero manteniendo las mismas ofertas económicas.

Por el momento, el objetivo del gremio está puesto en la próxima marcha, que podría ser el “termómetro” definitivo para definir el paro de actividades durante la Semana Santa que se aproxima.

Comentá la nota