La Municipalidad usó a empleados de estacionamiento medido para escrachar a concejal

 La Municipalidad usó a empleados de estacionamiento medido para escrachar a concejal

Desde la Municipalidad se decidió movilizara ayer por la mañana a empleados de Estacionamiento Medido a la puerta del Concejo Deliberante, con el objetivo de escrachar al concejal opositor Francisco Guiñazú, acusado de querer dejar a los trabajadores del sector sin empleo. El edil sostiene que la nueva tarifa de estacionamiento medido no tiene sustento jurídico por lo cual impulsó un proyecto de pedido de informe.

Cerca de las 10 de la mañana de ayer, el caos de tránsito habitual en el microcentro fue agravado por la protesta de un grupo de 40 trabajadores de Estacionamiento Medido que cortaron Colón a la altura del Concejo. Se tiraron bombas de estruendo e incluso se quemaron gomas. Varios de los manifestantes sostenían pancartas culpando a Guiñazú por la supuesta pérdida de la fuente laboral.

Entre los manifestantes claramente se podía observar a Cámara (a la derecha en la foto con camisa rosa), quien hace menos de un año se desempeñaba en la Municipalidad al frente del área de Recolección de Residuos.

“Venimos a reclamar que no saquen el estacionamiento medido, que no nos dejen sin trabajo”, comentó Eduardo Villegas, quien agregó que la movilización fue convocada por Luis Cámara, funcionario municipal a cargo del estacionamiento medido. Villegas dijo que le avisaron que Guiñazú los quería dejar sin trabajo.

Ante los medios fue Ricardo Bazla, secretario de Seguridad Ciudadana, quien generó declaraciones culpando a Guiñazú. “La intención del concejal Guiñazú es que 105 personas se queden sin trabajo”, dijo Bazla a Prensa Municipal hace tres días. Incluso, el funcionario ratificó ayer su postura ya que “he escuchado las manifestaciones de Guiñazú y he hecho mi apreciación que coincide precisamente con lo que sostienen los trabajadores que están en el Concejo. Hay una clara voluntad de afectar la existencia del estacionamiento medido”.

Como publicó La Gaceta Digital hace 10 días, Guiñazú alega que la nueva tarifa de estacionamiento medido que aplicó la Municipalidad no tiene sustento jurídico porque el artículo que establecía la tarifa de estacionamiento medido fue vetado por el intendente Enrique Ponce. Por tal motivo, el concejal presentó un pedido de informe en el Concejo.

“Las declaraciones de Bazla no solamente son falsas sino temerarias. Al manifestar que tengo la intención de dejar sin trabajo a un montón de familias, está diciendo algo que no es cierto. La razón de esta manifestación digitada desde el intendente Ponce y Bazla es tapar su propia torpeza porque la tarifa la habíamos previsto en la tarifaria que se aprobó a fines del año pasado, pero resulta que Ponce vetó ese artículo íntegramente”, acusó Guiñazú, quien recordó que es el autor del proyecto de estacionamiento medido de 2012.

Para el edil, en lugar de modificar la tarifaria para establecer el precio del estacionamiento medido se ataca al mensajero. “¿Un pedido de informe qué tiene que ver con la fuente laboral que se plantea en la calle con bombos y carteles? Están utilizando políticamente a la gente”, expresó el radical.

Lamentablemente, ya existe un antecedente inmediato de la utilización de empleados municipales para escrachar a un edil opositor. El año pasado, empleados de Ser.Ba realizaron pintadas y pegaron carteles en contra del concejal Marcelo Amitrano.

Volviendo a la protesta de ayer, Guiñazú recibió a Cámara y dos de los manifestantes para aclararles la polémica.

Más allá de la protesta, en la sesión del Concejo se aprobó por unanimidad un pedido de informe referido al estacionamiento medido, diferente al de Guiñazú, para que la Municipalidad informe en un plazo de cinco días.

Comentá la nota