EN LA MUNICIPALIDAD DE PARANA HABLAN DE UN AUMENTO SALARIAL QUE RONDARIA EL 30 POR CIENTO

El porcentaje fue dado a conocer en una reunión que mantuvieron este lunes funcionarios del Ejecutivo municipal y representantes de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE). Según dijo a APFDigital el delegado gremial, Francisco Garcilazo, desde el Ejecutivo se indicó que “la pauta salarial se enmarcará en lo que se defina a nivel nacional y provincial”.
En la mañana de este lunes representantes de ATE se reunieron con funcionarios de la Municipalidad de Paraná, quienes “fueron expresando por dónde va a venir el camino de la recomposición salarial que otorgará el Ejecutivo municipal”.

“La propuesta seguramente se va a proponer en la reunión que tendrá lugar el 19 de febrero con todos los sindicatos, pero los funcionarios plantearon una especie de adelanto de lo que podrían llegar a presentar”, afirmó Garcilazo.

Dijo que esperaba que en la reunión el Municipio planteara “números más exactos”, pero destacó que al menos se dieron a conocer algunas cifras. Y detalló: “El aumento que se está trabajando rondará entre el 30 y el 32 por ciento, y nos dijeron que se podían estirar hasta el 35 por ciento”.

Ante ese planteo, ATE contesto que no quería porcentajes, sino que se fijen “montos fijos al básico”.

A partir de este martes, el sindicato recorrerá cada repartición para dar a conocer lo sucedido en la reunión porque se pretende que “el aumento salarial que se defina sea producto de un consenso”, manifestó.

Tras destacar que ATE “es el único sindicato que planteó por expediente el pedido de aumento salarial” y recordar que pretenden “un básico de cinco mil pesos “, Garcilazo contó que los funcionarios municipales manifestaron que “la pauta salarial del Municipio se enmarcará en lo que se defina a nivel nacional y provincial”.

“Nosotros respondimos que el Municipio es autónomo y que, en tal sentido, sería interesante que empiece a fijar sus propias pautas, en función de su presupuesto y como resultado de una proyección de ingresos”, aseveró, al tiempo que informó que se dialogó acerca de las herramientas que se podrían generar o fortalecer para poder aumentar la recaudación y que esto garantice un mejor salario para los trabajadores.

Otro dato que surgió del encuentro es que “en marzo se concretaría un aumento de uno de los adicionales, que pasaría de 640 a 800 pesos”, informó Garcilazo, quien resaltó que esto se iba a concretar en junio, pero que a partir de un pedido de ATE se adelantará.

También el Ejecutivo municipal se encuentra evaluando la posibilidad de pasar al básico otros códigos, agregó.

Luego destacó otro de los reclamos de ATE que el Municipio va a evaluar: “Que la distribución de los módulos sea equitativa y no en forma discrecional, como sucede ahora”.

• Más reuniones

Francisco Garcilazo luego dio cuenta que antes del 19 -día en el que se concretará una reunión con todos los sindicatos- ATE tiene previstas dos reuniones más con el Ejecutivo.

En una se abordará el tema vinculado a los contratos de obra, servicios y pases a planta, y en la otra el gremio planteará “algunas proyecciones que el sindicato cree que el Municipio tendría que tener en cuenta a la hora de definir un aumento”.

• Actas

Según informó Garcilazo, la reunión de este lunes “constituyó el final del proceso de conciliación obligatoria, que luego derivó en otra conciliación”.

En este marco, se realizaron “asambleas informativas y deliberativas en las diferentes reparticiones” y en cada lugar se confeccionaron “actas en las que se verificaba la situación y las condiciones laborales de los trabajadores”, explicó.

Luego señaló que en función de esas actas, la semana pasada se llevaron a cabo reuniones a las que acudieron trabajadores, delegados y funcionarios donde se dio fundamento al contenido de las actas y “se iba tomando nota de los reclamos para ir dando respuesta”.

Se labraron entre 15 y 20 actas, que contenían “las distintas problemáticas de los trabajadores”, acotó el dirigente gremial.

Paralelamente, y a pedido del sindicato, el Ministerio de Trabajo realizó inspecciones en una serie de reparticiones y “constató el deteriorado estado de condiciones laborales”, sostuvo.

Después, en función de todas estas actas, el Ejecutivo confeccionó un “expediente general”, que fue constatado por el Ministerio de Trabajo y que servirá para que “el Ejecutivo empiece a solucionar las diferentes demandas”, sostuvo Garcilazo.

“Todo esto se enmarca en cuatro compromisos que se labraron oportunamente con el Ejecutivo: por un lado, el tema de las actas; el segundo punto tenía que ver con el pedido vinculado a los contratos de obra, de servicios y pases a planta; el tercer punto era el salarial; y el cuarto, pero que engloba todos, era que se fijen los tiempos de solución a cada una de las demandas”, manifestó en declaraciones a esta Agencia.

“El último paso que nos quedaba era la reunión salarial, que tuvo lugar en la mañana de este lunes”, concluyó.

Comentá la nota