Municipios en conflicto por reclamos salariales

Con la toma de edificios municipales y cortes de ruta persisten los conflictos entre trabajadores municipales y los intendentes de Campo Quijano y Colonia Santa Rosa. Mientras que desocupados tomaron el edificio de la intendencia de Aguaray.
En el caso de Campo Quijano los empleados nucleados en ATE, dispusieron paro por tiempo indeterminado y se instalaron en el camping municipal donde anunciaron impedirán la salida de los vehículos de la comuna. Por ahora el intendente Manuel Cornejo (PRS) se mantiene intransigente, aún cuando a sabiendas adeuda la ayuda extra por los meses de noviembre, diciembre y enero, que abarca a los 600 pesos por cada obrero.

No acordó tampoco el aumento escalonado del 22 % estipulado por 2012. Así otros items.

Por su parte al intendente Juan Carlos Alcoba de Aguaray le ocuparon la sede municipal, una cincuentena de desocupados exigen que las autoridades intercedan en las empresas petroleras que operan en la zona para que se les otorguen puestos de trabajo.

Cabe citar que acuden al jefe comunal, a los concejales así como a los legisladores departamentales para evitar que la obtención de algún puesto en las empresas contratistas de las petroleras no intercedan punteros políticos que obligan al pago de una comisión.

Mientras que en Colonia San Rosa, en el departamento Orán, se mantiene el paro de empleados municipales, los que en la víspera cortaban en forma intermitente la ruta nacional 34. La medida se cumple por reclamos salariales y no cejarán en este accionar hasta tanto tengan una respuesta favorable del intendente Dardo Quiroga.

Se indicó que la protesta se efectúa por el incumplimiento del jefe comunal del pase a planta permanente de un grupo de trabajadores, por la recategorización y un aumento de $ 500 al sueldo básico. Referentes de los trabajadores municipales sostienen que los haberes que cobran son insuficientes para cubrir la canasta mínima familiar.

Comentá la nota