Los municipios ya están en pleno ajuste

Suben impuestos, recortan gastos y no renuevan servicios de monotributistas. Los más chicos son los que están más ahogados.
Durante 2011 los casos de Villa Nueva, Río Segundo, Villa General Belgrano y Capilla del Monte fueron los más complicados entre los municipios del interior, por reiterados atrasos en el pago de sueldos y proveedores. Ahora, Salsipuedes ya desdobló este mes el pago a sus empleados. Y varios intendentes están avisando que van en ese camino, o que tienen dudas sobre el pago en tiempo y forma del aguinaldo de junio.

Los municipios más pequeños, de menos de cuatro mil habitantes, son los más comprometidos, porque no tienen empresas entre sus contribuyentes, su recaudación propia es una baja proporción de sus ingresos y dependen casi enteramente de una coparticipación que este año crece por debajo del incremento de sus costos fijos.

Casi todas las municipalidades han aumentado sus tasas este año, varias aplicaron moratorias o medidas de presión sobre contribuyentes para recuperar recaudación y cada vez son más las que anuncian recortes de gastos. La gran mayoría está preocupada por algunas señales respecto de los ingresos por coparticipación en baja y la inquietud de que, si la economía afloja, en igual proporción lo hará su recaudación.

Además, el planteo general es que con los ingresos apenas pueden, con suerte, bancar los gastos de funcionamiento y de servicios esenciales y que para soñar con alguna obra de envergadura sólo les queda esperar “una mano” de la Nación o de la Provincia, que este año parece más lejana que en 2011.

Río Cuarto. No aumentó el valor nominal de las tasas en 2012, pero creó una nueva: el tributo para el desarrollo institucional y social Fodis. Es una alícuota del 10 por ciento sobre patentes e Inmobiliario, para reunir fondos para centros vecinales y Bomberos Voluntarios. Ahora hay un proyecto, y polémica, para aplicar igual adicional a la facturación de TV por cable, Internet y telefonía celular y fija. También se prevé ampliar otro plus existente, el Fondo de Obras Públicas (hoy de 10 por ciento sobre las facturas de luz, agua, gas, patente, Inmobiliario, comercio e industria) a la telefonía, Internet y el cable. Con todo, estos últimos servicios tendrían una sobretasa municipal del 20 por ciento.

Admitiendo dificultades, el intendente Juan Jure anunció un recorte de sueldos políticos del 10 por ciento, entre otros recortes. El año pasado, Río Cuarto tuvo un déficit de 40 millones y el rojo mensual superaría este año los 3,5 millones.

Aunque los sueldos municipales siempre se pagaron al día, ahora hay dudas sobre si será factible llegar en término con el aguinaldo.

Guillermo Mana, secretario de Economía, prevé este año un desfinanciamiento de los gastos corrientes, que es como avisar que se endeudará para pagar sueldos. Señala que los ingresos por tasas nunca alcanzan a la inflación, que encarece los costos, y admite como probable que baje la coparticipación.

Villa María. Aumentó este año sus tasas con ajustes que en promedio fueron de 20 a 30 por ciento, según los barrios. Algunos tuvieron incrementos mayores por actualizaciones de metros cuadrados detectados. La oposición dice que el aumento promedio real es superior. Y se creó un adicional (el Fondo para Obras y Servicios) que implica un 10 por ciento extra sobre las tasas de automotores, comercios, espectáculos, baldíos y otros.

El municipio señala que no hubo hasta ahora recortes de gastos ni reducción de personal, se acordó la pauta salarial para 2012 y los sueldos se abonan al día. Aseguran que no habrá problemas con el aguinaldo.

San Francisco. No subió sus tasas, luego de haberlo hecho en 2011. Los sueldos se pagan al día. En el municipio dicen que se recortaron algunos gastos. Respecto al personal, a 15 monotributistas no se les renovó la prestación. En el área de Hacienda reconocen preocupación por el constante aumento de los insumos, pero afirman que está asegurada la cadena de pagos a proveedores y de los sueldos y aguinaldos de este año.

Villa Carlos Paz. Empezó el año con un aumento de tasas del 20 por ciento. Apenas asumió, el intendente Esteban Avilés tuvo dificultades con los sueldos de enero, ya que, por un juicio derivado de una expropiación, las cajas municipales fueron embargadas. En los primeros meses rescindió contratos, aunque a la vez sumó otros. Lanzó una moratoria que, entre enero y marzo, recaudó ocho millones de pesos, con los que asegura el pago de sueldos y proveedores al día hoy.

En el municipio estiman que podrán pagar aguinaldos en junio, aunque se muestran inquietos respecto a la evolución de los ingresos por coparticipación, que este año parecen crecer por debajo de los costos.

Río Tercero. Subió la tasa a la propiedad 20 por ciento, aplicado en cuatro cuotas durante el año. No redujo personal, según el secretario de Hacienda, Sergio Castellari, aunque se están ajustando gastos e intimando a deudores. Una baja de 15 por ciento a sueldos políticos se anunciaría esta semana.

Los salarios se pagan hasta ahora al día, se acordaron salarios con el gremio para todo el año y aseguran que el dinero para el medio aguinaldo “ya está reservado”. Castellari pronosticó que “si los ingresos por coparticipación y por tasas disminuyen, se deberán recortar más gastos”.

Santa Rosa

Santa Rosa de Calamuchita incrementó sus tasas un 20 por ciento promedio este año. No hubo recortes de personal, pero en el municipio aseguran que redujeron casi 20 por ciento sus gastos. Los salarios municipales no registran atrasos y hay previsiones para el aguinaldo.

La situación de los medianos

Alta Gracia. Incrementó sus tasas 20 por ciento, y si bien en el municipio hay inquietud por la evolución de los ingresos, no se han tomado medidas de recorte. Los sueldos se abonan al día y se acordó con el gremio el aumento anual. El pago del aguinaldo estaría asegurado, sin mayores sobresaltos.

Cruz del Eje. Incrementó 40 por ciento sus tasas. El nuevo gobierno decidió recortar gastos corrientes y dejó sin efecto la efectivización de 313 empleados. Así redujo el costo salarial, pero se generó un fuerte conflicto gremial. Hasta ahora, los sueldos se pagaron en término. Oscar Seco, secretario de Economía, reconoció que “preocupación y dificultades ya visibles por la caída de la coparticipación y el incremento de los costos”.

Deán Funes. También subió tasas un 40 por ciento y agregó nuevos rubros que deben tributar. Ante la perspectiva de un año más complejo, el intendente Alejandro Tejeiro anticipó que “se están haciendo recortes de gastos en varios rubros”. Los sueldos están al día, aunque desde el municipio admiten que “a veces postergando a los proveedores”. Tejeiro admite que dificultades “para lo que resta del año y para afrontar los aguinaldos”.

Marcos Juárez. No aumentó tributos en 2012, pero recortó gastos. Los sueldos se pagan al día, aunque funcionarios señalaron que se prevén nuevos recortes de erogaciones, porque los números no cierran, y pueden verse afectadas obras públicas y subsidios. No descartan que puedan tener alguna dificultad para abonar los aguinaldos.

Bell Ville. Aplicó un aumentó de 20 a 25 por ciento en sus tasas. Los sueldos se pagan al día y en el municipio señalaron que no avizoran mayores dificultades para abonar el medio aguinaldo. Admiten inquietud por la relación entre los ingresos que crecen en menor medida que los costos, lo que podría generar la necesidad de recortar gastos.

Jesús María y Colonia Caroya. No aumentaron tasas este año, y recortaron algunos gastos, sobre todo en horas extras. Ambas localidades vienen abonando a sus empleados en término y creen que lo harán con el aguinaldo.

Sierras Chicas. Todo los municipios aumentaron en promedio 30 por ciento las tasas. En Villa Allende y Río Ceballos, donde hubo cambio de gobierno, no se renovó la mayoría de los contratos de empleados que se vencieron, para bajar costos. Además, redujeron horas extras, limitaron contratos y congelaron aumentos salariales hasta el segundo semestre. En general, los sueldos se pagan al día, salvo en Salsipuedes, que empezó a abonarlo desdoblado y podría pagar el medio aguinaldo en cuotas. Casi todos los intendentes avizoran un escenario complicado a fin de año si los ingresos propios y de coparticipación no mejoran.

Villa Dolores. No aumentó tasas y decidió ajustar gastos, además de no renovar varios contratos. Los sueldos están al día y en el municipio están convencidos de poder afrontar sin sobresaltos el próximo aguinaldo. De todos modos, prevén también que deban sumar recortes.

Mina Clavero. Con nuevo gobierno, empezó el año declarando la “emergencia económica”. No aumentaron las tasas, aunque sí algunas alícuotas. Al pasar el hospital municipal a la Provincia, se transfirieron 80 empleados y se redujo el costo salarial de la comuna. Los sueldos están al día.

Comentá la nota