Municipios: había acuerdo salarial, pero se arrepintieron

El director de Inspección Laboral, Adolfo Castellanos, aseguró que fue una situación “tragicómica”.
Una situación muy particular se vivió ayer en la Dirección de Inspección Laboral de la Provincia, en el marco de la última audiencia de conciliación del conflicto que por un reclamo salarial, mantienen los trabajadores con el municipio de Los Varela. Si bien se había logrado arribar a un acuerdo, los delegados de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) de esa jurisdicción, se desdijeron, y fracasó el proceso.

“Todo fue una payasada y así se los he manifestado”, dijo el titular del área, Adolfo Catellanos. “Una falta de respeto total y una pérdida de tiempo”, agregó.

Sucede que durante dos horas se debatió el reclamo salarial de los trabajadores con el Ejecutivo municipal, acordándose un incremento de 500 pesos y no de 750 como se reclamaba originalmente, pero con el compromiso de que no habría ajuste en relación a los contratados, unas 55 personas. También que se gestionaría una suma de 250 pesos en los próximos meses. Consensuados ambos puntos, se empezó a labrar el acta respectiva para rubricar el acuerdo pero sin mediar explicación y, a último momento, los delegados decidieron volver atrás y comunicaron su rechazo.

De esta forma, fracasó la conciliación obligatoria y se dejaron finalmente liberadas a las partes. A partir de lo sucedido también el intendente de Los Varela, Marcelo Saavedra, retiró la propuesta de la mejora salarial de 500 pesos. “Fue una situación tragicómica”, indicó Castellanos.

Intendentes ausentes

En tanto continúa el faltazo de los intendentes a las diferentes audiencias de conciliación de los municipios del interior. Como se sabe, ATE está solicitando un aumento mínimo de 750 pesos, idéntico al proporcionado en la provincia. Para avanzar en las negociaciones la Dirección de Inspección Laboral decidió no suspender las audiencias durante el receso administrativo y convocar entre dos y tres municipios cada día. Un par de estas audiencias debieron ser suspendidas por la ausencia de los intendentes o representantes de éstos durante el proceso. Esta semana la nota la dio el intendente de Recreo, Daniel Polti, que no se hizo presente y el de Puerta de Corral Quemado, Enrique Aybar.

En tanto sí se realizó la audiencia correspondiente a la municipalidad de El Alto. Si bien no estuvo el intendente por encontrarse realizando gestiones en Capital Federal, se concedió una prórroga hasta el próximo viernes.

También se efectuó la audiencia de conciliación del municipio de Ancasti, pero no se avanzó en las negociaciones por cuanto el abogado del municipio pidió un informe respecto de la validez de la representación de los delegados gremiales. Apenas se cumpla con este trámite, se determinará un segundo encuentro.

La comuna de Saujil fue otra de las sometidas a proceso de conciliación. La intendencia otorgó a los trabajadores un incremento de 450 pesos, pero éstos mantienen su postura en relación a una cifra mínima de 750 pesos. Volverán a sentarse en la mesa de negociaciones el próximo 6 de agosto.

También en agosto, pero el 2, tendrá lugar la segunda audiencia en el marco del reclamo de incremento salarial de los municipales de Belén. En la primera convocatoria la comuna envió a un representante que sólo se limitó a escuchar los planteos para transmitirlos luego al intendente.

Se realizó además esta semana la última audiencia de conciliación en el caso del municipio de Puerta de Corral Quemado. También en este caso se dejó liberadas a las partes.

El lunes en tanto se efectuará la segunda audiencia correspondiente al municipio de Icaño. La primera se había suspendido porque el ejecutivo no envió ningún representante. Los municipales de Tinogasta por otra parte, al haber completado las tres audiencias sin consenso alguno, anunciaron medidas de fuerza para el lunes.

Comentá la nota