UTA nacional citó para hoy a delegados de Autobuses

La conducción central intervendrá en el conflicto del transporte de la ciudad de Córdoba.

Los ánimos dentro de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) Córdoba están cada vez más caldeados. La interna sindical ya traspasó las paredes de la sede de avenida Vélez Sársfield para perjudicar al usuario, sobre todo al sufrido pasajero de la empresa Autobuses Santa Fe donde en este momento se concentra el principal conflicto. La que pasó fue una semana signada por paros sorpresivos decretados por el cuerpo de delegados de esa empresa en reclamo de mayores frecuencias, más colectivos y contra los hechos de inseguridad que los conductores dicen sufrir a diario; medidas de fuerza que se llevaron adelante desconociendo la conciliación obligatoria dictaminada por el Ministerio de Trabajo de Córdoba y aún en contra de determinaciones de la conducción actual del sindicato. Uno de los propietarios de Autobuses, Alejandro Rossi, amenazó con retirar la empresa de la ciudad si la situación con los trabajadores no se normaliza y denunció empleados “ñoquis”. En el medio y por un carril paralelo, dentro del gremio en Córdoba el actual secretario general Ricardo Salerno enfrenta una fuerte interna con el secretario adjunto Osvaldo Diani que derivó en la advertencia de la conducción nacional de intervenir el sindicato. Es más, trascendió como posible interventor el nombre del propio Alfredo Peñaloza, extitular de UTA Córdoba. 

Lo cierto es que para descomprimir el conflicto, el gremio nacional dirigido por Roberto Fernández convocó al cuerpo de delegados cordobeses de Autobuses acompañados por Salerno, a una reunión prevista para hoy a las 17 en la sede central en la ciudad de Buenos Aires. Desde la comisión directiva de Córdoba aseguran que el motivo del encuentro será “tratar de poner paños fríos a la situación” y abordar la problemática particular de Autobuses en la ciudad de Córdoba. 

En tanto, el delegado Juan Flores dijo: “Esperemos que la 

reunión sea favorable, que surja una solución concreta para mejorar las cosas en Córdoba y poder brindar mejor servicio al pasajero. La gente está muy molesta porque somos la cara visible pero la realidad es que en la empresa faltan muchos coches y más personal”. 

La interna al rojo vivo

Mientras, durante el fin de semana la sede del sindicato ubicada en avenida Vélez Sársfield 588 permaneció bajo la custodia de policial. “Fue preventivo”, dijo ayer Salerno, tras comentar que hubo versiones de que “Diani podría tomar el sindicato ante una posible intervención”. El titular de UTA agregó que su secretario adjunto “nunca se alineó a esta conducción” y aseguró que la quita de la licencia gremial “la hizo la conducción nacional por advertir distintas irregularidades de Diani ya cuando estaba como delegado en Ciudad de Córdoba”. 

Salerno admitió las disputas internas y defendió los meses de su gestión: “Yo soy una persona honesta y quiero gestionar con transparencia, parece que a algunos eso le molesta. Tengo muchos frentes abiertos pero debo velar por los puestos de trabajo de mis compañeros. Por eso si estamos en conciliación, debemos respetarla. No podemos estar siempre al margen de la ley”. 

Comentá la nota