UTA nacional suspendió a delegados cordobeses

UTA nacional suspendió a delegados cordobeses

Es por una denuncia realizada por Salerno; son representantes de Coniferal y Autobuses. Un Tribunal de Ética juzgará su conducta

Una resolución tomada por la conducción nacional del gremio de UTA -sin antecedentes en Córdoba según los choferes- dejó al desnudo la interna feroz que sacude al sindicato local desde que Ricardo Salerno asumió la secretaría general. Las diferencias entre el cuerpo de delegados y la comisión ejecutiva de Córdoba quedaron evidenciadas luego de que la UTA central diera a conocer la suspensión de cinco representantes de los trabajadores de las empresas Coniferal y Autobuses Santa Fe. 

Con fecha del 22 de setiembre y por medio de carta documento, el secretario del Interior del gremio, Jorge Kiener, le comunicó a Gustavo Gigena y Luciano Toledo (Coniferal) y a Martín Avendaño, Marcelo Guzmán y Nora Villafañe (Autobuses) que quedaban suspendidos en sus funciones por 30 días en el marco de una denuncia realizada meses atrás por el propio Salerno. Además, se les abrió un sumario administrativo para determinar el grado de responsabilidad en los hechos atribuidos por el titular del gremio local en su denuncia. Concretamente, se refiere al episodio registrado en mayo pasado cuando un grupo de choferes “tomó” la sede del sindicato ubicado en avenida Vélez Sársfield por un reclamo salarial y diferencias con la conducción. En su momento, la actual comisión ejecutiva dijo que se trataba de “activistas que responden a (Alfredo) Peñaloza”, el exsecretario general del sindicato. Lo cierto es que en la resolución nacional consta que se remitirán los antecedentes del caso al Tribunal de Ética Gremial y de ser encontrados responsables, sus mandatos podrían ser revocados. Esta situación generó la 

reacción del cuerpo de delegados que, a través de un comunicado interno, señaló: “Nosotros que ejercemos con dignidad y sentimiento nuestra función de delegados, cargo que uds nos honraron al elegirnos democráticamente, seguiremos bregando por los derechos de os trabajadores a pesar de los aprietes y amenazas, por un salario justo y no por el que las empresas quieran imponer como ahora”. Si bien por ahora no está confirmada ninguna medida de fuerza, los delegados no descartan realizar una movilización en señal de protesta. Aseguran que UTA Córdoba está virtualmente intervenida y que “las decisiciones locales se toman en Buenos Aires”

Comentá la nota