A nada del 29, los maestros, muy cerca del paro

A nada del 29, los maestros, muy cerca del paro

El Gobierno provincial hizo su propuesta, pero no convence. Los docentes, en una asamblea en la UEPC, definen si aceptan o van al paro. Las clases deberían empezar el lunes. 

Con un paro bajo el brazo, la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC) debatirá hoy en una asamblea general la oferta salarial formalizada ayer por el Gobierno provincial: 25 por ciento anual en dos pagos, que incluido el Fondo de Incentivo Docente (Fonid) llegará al 32,7 por ciento en julio, para el salario inicial de un maestro de grado.

“Es una buena propuesta que esperamos sea aceptada”, dijo el ministro de Educación de la Provincia, Walter Grahovac, cuando restan apenas cinco días para el inicio de las clases.

No opinaron lo mismo los dirigentes docentes: “No podemos aceptar de ninguna manera. Con esta oferta, el paro es un hecho”, dijo Juan Monserrat, secretario general de la UEPC.

Grahovac manifestó la posibilidad de rediscutir la situación salarial a partir del segundo semestre, si las condiciones de inflación cambian. Pero para Monserrat, “el porcentaje del primer tramo es bajo”.

La propuesta

“La estructura del salario docente es compleja. Está conformada por distintos items y varía según dónde se aplique el aumento”, explicó Oscar Ruibal, secretario gremial de la UEPC y señaló que, sacando el incentivo docente que financia el Gobierno nacional, del 25 por ciento propuesto por la Provincia, sólo una parte impacta en el básico, y se completa con sumas no remunerativas.

En concreto, el salario inicial de un maestro de grado que en enero cobró 9.010 pesos (incluido el incentivo docente), será de 10.784 a partir de febrero (19,7%) y alcanzará los 11.955 en julio (32,7%).

Sin embargo un maestro con el mismo cargo, pero con 15 años de antigüedad, que hoy percibe un salario de 11.290 pesos, recibiría en febrero 13.375 (18,4%) y 14.650 en julio (29,7%).

Inconsistencias

El gremio señala varias inconsistencias en la propuesta. En primer lugar, que el 32,7 por ciento no se expresa en la totalidad de los cargos ni del escalafón.

En segundo lugar, la propuesta se hace incorporando sumas no remunerativas que no impactan en las bonificaciones, y no se tienen en cuenta al momento de calcular el índice de aumento de las jubilaciones ya perjudicadas por el recalculo dispuesto en la Ley 10333. “Es paradójico porque el propio Schiaretti promovió en 2010 una ley de blanqueo de los salarios que puso fin a las sumas no remunerativas”, recordó Monserrat.

Finalmente, la conducción de la UEPC recriminó que se contemplara el incremento del Fonid, cuando la paritaria nacional, hasta el cierre de esta edición, no había sido firmada. A menos que aparezca una mejor oferta, todo indica que el lunes la campana no suena.

Comentá la nota