Nardone calificó de “petardismo político” la protesta de sus pares de la Unión de Guardavidas

Nardone calificó de “petardismo político” la protesta de sus pares de la Unión de Guardavidas
“La medida busca resguardar las fuentes laborales, sino hacer “petardismo político” dijeron desde el Sindicato de Guardavidas ante la ruidosa protesta llevada a cabo por la Unión de Guardavidas ante el despido de seis trabajadores en los balnearios “Mar del Plata” y “La Reina” de Playa Grande.
En la nota de prensa que firma Néstor Nardone resaltan que “En primer lugar, manifestamos nuestra profunda solidaridad con aquellos colegas que se encuentran atravesando la difícil situación de encontrar comprometida su fuerza laboral. A la vez, hacemos responsable de la misma a quienes promovieron la disociación gremial, despojando a los trabajadores en cuestión del derecho de pertenecer a una institución gremial con representación jurídica de acuerdo a las normativas legales vigentes en el marco del derecho laboral. Entendemos que cuando los intereses personales priman por sobre los derechos de los trabajadores, la consecuencia es el debilitamiento de las instituciones destinadas a consolidar la unidad de los mismos, y el consecuente avance de los sectores patronales por sobre las conquistas obtenidas”.

Mas adelante señala que “no estamos de acuerdo con los métodos empleados por quienes llevaron adelante la protesta en cuestión, ya que entendemos que previamente deben agotarse todas las instancias de diálogo posibles. A la vez, sostenemos que la medida en cuestión no tiene como fin alguno el resguardo de las fuentes laborales de los colegas, sino el de mostrar ampulosa y ficticiamente un show de “petardismo político” con el único propósito de mostrarse como únicos defensores de los derechos laborales ante la sociedad. Entendemos que lejos de ser veraz tal intención, subyace inequívocamente la supremacía de los deseos personales por sobre la unidad de todos los trabajadores”.

“Concluimos con las palabras del General Perón: “Yo me atrevo a aconsejarles que mantengan los sindicatos unidos y fuertes: que la defensa de los intereses gremiales sea dentro de los sindicatos superior a cualquier otra consideración. La razón de ser de un sindicato es una sola: unirse todos, para defender los intereses de todos. La falta de unidad es el síntoma fatídico de la disociación gremial: y el factor único de debilidad de las masas obreras”.

Por último Nardone, señaló que “desconocía que los compañeros fueron despedidos. Nunca se acercaron al Sindicato ni trajeron documentación sobre el tema. Me solidarizo con ellos y recuerdo que la solución la tiene el Concejo Deliberante para que no vuelvan a ocurrir despidos ni persecuciones. Nosotros presentamos un proyecto de ordenanza donde la seguridad es una cuestión indelegable del Estado y los puestos de trabajo no pueden depender de privados. Por ello la seguridad debe ser obligación del Estado Municipal y los privados pagar por ese servicio”.

Comentá la nota